Las Provincias

El mercado inmobiliario valenciano de lujo gana atractivo entre los inversores extranjeros

Inmuebles del Ensanche de Valencia, una de las zonas más demandadas por los compradores de inmuebles de lujo. :: Jesus Signes
Inmuebles del Ensanche de Valencia, una de las zonas más demandadas por los compradores de inmuebles de lujo. :: Jesus Signes
  • La venta de viviendas de más de 900.000 euros en Valencia crecieron un 138% en 2015 y se estima una mejora en el negocio durante el último año

Cada vez son más los extranjeros que ven en la Comunitat Valenciana una oportunidad de compra de pisos considerados de lujo. Sólo en la capital, el número de propiedades vendidas por más de 900.000 euros creció un 138% en 2015, según la inmobiliaria de alta gama Lucas Fox. Según el sector, la marcha del negocio ha mejora en 2016 y eso que viene de unos datos oficiales en toda la Comunitat que sitúan el número de operaciones por encima de lo que eran 150 millones de pesetas en cerca de las 220.

Aunque los profesionales diferencias entre los inversores extranjeros «de mirar» y «los de comprar», lo cierto es que de los últimos hay y no pocos. A pesar de la discreción que rodea a esta actividad, destaca en los últimos meses la actividad de tres inversores que han firmado órdenes de compra por un valor de 8,4 millones de euros para inmuebles, según apuntan desde Ruzafa Real Estate. Este tipo de acuerdos no es una compra en sí, sino un compromiso de adquisición sobre inmuebles de determinadas prestaciones.

Según fuentes del mercado, el actor más relevante del mercado en Valencia hoy es un inversor de nacionalidad rusa que busca propiedades para adquirir hasta un prepuesto total de 6,5 millones de euros. No es un caso único y sigue la senda de otros compatriotas que han cerrado las mayores operaciones de inmuebles residenciales de los últimos tres años, tiempo de vigencia de la llamada 'Golden Visa', la entrega de permisos exprés de residencia en España por compras superiores a 500.000 euros.

Entre todas destaca una venta de 2,57 millones de euros realizada por un inversor ruso en la provincia de Alicante, seguida de los 2,07 millones que gastó un compatriota suyo en Valencia, de otra compra por importe de 1,5 millones también con sello ruso en Alicante, así como de una inversión de 1,25 millones de un ciudadano chino en suelo alicantino y otra de 1,03 millones de un ucraniano en Valencia.

Con 'Golden Visa' española estos compradores pueden moverse con total libertad por los países acogidos al tratado de Schengen, que incluye a incluye un total de 23 países europeos: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Suecia y Suiza. Según los últimos datos facilitados por la Delegación del Gobierno en la Comunitat, se han concedido por esa vía en la región 185 permisos destinados a ciudadanos extracomunitarios y a sus familiares.

Estas operaciones a partir de 500.000 euros registradas entre el 29 de septiembre de 2013 y el 31 de julio de 2016 sumaron 113,24 millones de euros, de los que 75,6 millones correspondieron a inversiones realizadas en la provincia de Alicante, 34,7 a Valencia y 2,8 a Castellón. Tras Rusia y China, que suman el 75% del montante global con 50,17 y 34,49 millones, respectivamente, se sitúan los inversores de Ucrania, con compras por importe de 7,63 millones, Argelia (2,66), Líbano (2,08), Libia (1,61) y Egipto (1,59).

En la actualidad en Valencia hay tres tipos de propiedades que se venden con facilidad. Por una parte están los hoteles, seguida de los locales comerciales en la zona centro y, por último, los pisos de entre 500.000 y 700.000 euros, circunscritos en su mayoría en la zona del Ensanche a ambos lados de la Gran Vía Marqués del Turia, Alameda, Colón o la Avenida de Aragón o en zonas de residenciales como Campolivar (Godella) o Mas Camarena y Torre en Conill (Bétera).

El valor medio de las transacciones inmobiliarias realizadas por compradores extranjeros residentes en España ha mostrado una tendencia alcista trimestre tras trimestre entre 2013 y 2016, según el informe publicado por la firma Lucas Fox. El cuarto trimestre de 2015 observó la mayor actividad comercial de los últimos tres años.

Sin embargo, el valor total de las transacciones inmobiliarias realizadas por inversores extranjeros durante el primer trimestre de 2016 sumó casi 65 millones de euros, lo que indica un crecimiento del 32,81 % si lo comparamos con el mismo periodo del año previo. Al igual que otras regiones españolas, la compra de viviendas de obra nueva sigue siendo minoritaria con tan solo un 6,3% del volumen total de transacciones, debido principalmente a la escasez de oferta de nuevas promociones de viviendas.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate