Las Provincias

La inversión del Puerto en el tren a Zaragoza, ejemplo del «abandono del Estado»

  • Los empresarios aplauden el esfuerzo de la Autoridad Portuaria y preparan otro informe sobre el potencial de la línea férrea con Aragón

valencia. Los empresarios valencianos aplaudieron ayer la iniciativa del Puerto de Valencia de invertir 50 millones en la modernización del tren a Zaragoza, que «permitirá garantizar los plazos de entrega de mercancías y acortar los tiempos de transporte mediante la circulación nocturna». Para el presidente de la patronal autonómica Cierval, José Vicente González, el hecho de que seael Puerto quien costee una actuación reivindicada desde hace 30 años es «un ejemplo más del abandono que sufre la Comunitat en las inversiones del Estado», ya que ese esfuerzo inversor «correspondería a Adif».

«Esperemos que ya que el Ministerio de Fomento no financia al obra como sería su obligación, al menos Adif tramite el proyecto con la máxima celeridad», recalcó González. En un comunicado, argumento que se trata de «una obra necesaria e imprescindible», ya que «la situación actual de esta vía férrea y la falta de mantenimiento por parte de Adif, obliga a circular a muy baja velocidad, lastrando gravemente la competitividad de los productos valencianos».

También Salvador Navarro, presidente de la CEV, valoró el esfuerzo inversor que realizará la Autoridad Portuaria de Valencia, de la que es vicepresidente, y defendió que esta iniciativa «hará más eficiente y competitiva la conexión ferroviaria del principal nodo logístico marítimo del Mediterráneo y Zaragoza y su hinterland».

Navarro recordó que el estudio coordinado por la UPV en colaboración con la APV, el Ayuntamiento de Sagunto, Noatum y Logitren Ferroviaria concluía que los servicios de la línea Valencia, Zaragoza y el País Vasco realizan 365.000 kilómetros más al año en rutas alternativas, con un coste energético adicional de 1,65 millones. Y avanzó que la CEV prevé tener listo en febrero un segundo informe, con las autoridades portuarias de Valencia y Castellón y empresas vinculadas al sector, para evaluar el volumen de mercancías que podría absorber esta vía en condiciones óptimas de funcionamiento.