Las Provincias

El Puerto de Valencia se compromete a invertir 50 millones en el tren a Zaragoza

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, tras la reunión. :: jesús signes
El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, tras la reunión. :: jesús signes
  • Martínez anuncia que pagará la modernización de la línea ferroviaria que los empresarios reivindican desde hace tres décadas a Fomento

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Aurelio Martínez, se ha cansado de esperar fondos de los Presupuestos Generales del Estado para modernizar el tren de mercancías que conecta Valencia con Zaragoza, una reivindicación de los empresarios valencianos y aragoneses con más de treinta años de historia. Martínez explicó ayer que el Puerto invertirá 50 millones de euros para corregir las deficiencias más urgentes de la línea, según lo acordado con Puertos del Estado -dependiente del Ministerio de Fomento-.

Con este anuncio, el dirigente del recinto del Grao se decanta finalmente por la estrategia que hace medio año era tan sólo una posibilidad ante la falta de inversiones. En lugar de seguir solicitando la dotación directamente al Ministerio de Fomento, opta por cargarlo a la propia autoridad portuaria, a través del fondo financiero de accesibilidad terrestre de Puertos del Estado. Este fondo, a su vez, se nutre de las aportaciones que realiza este organismo estatal y el conjunto de recintos portuarios en concepto de préstamo y cuyo principal objetivo es potenciar la competitividad.

En concreto, los 50 millones de euros, que serán incorporados en el próximo Plan de Empresa de la APV, se destinarán a «corregir los 13 defectos más graves» de la línea. Con las actuaciones previstas se pretende «garantizar el transporte de mercancías, además de permitir el pleno uso de la vía durante las 24 horas del día y reducir el trayecto en dos horas», según explicó ayer Valenciaport después de que el jefe del Consell, Ximo Puig, anunciara la inversión tras una reunión con Martínez y con el presidente de Aragón, Javier Lambán. Actualmente, el tren de mercancías entre Valencia y Zaragoza realiza el trayecto en 8,30 horas, con tramos a 20 kilómetros por hora, sin posibilidad de circulación nocturna y con notable probabilidad de parar si llueve.

Precisamente, el pasado lunes Martínez remarcó que los puertos siempre se han pagado con sus propios recursos las infraestructuras básicas y, como ejemplo, citó los 20 millones aportados por la APV para las conexiones ferroviarias de Sagunto, a los que se suman once millones de fondos europeos, o lo consignado para los apartaderos de Teruel.

También admitió que el Puerto aporta mucho más de lo que recibe del fondo que redistribuye los recursos entre los puertos, 3,5 millones este año frente a los apenas 400.000 euros que recibió. Ante esta situación, apuntó que la única vía para obtener más dotación es presentar más proyectos de inversión y convertirse así en «demandantes netos» de fondos, dispuesto a costear las infraestructuras que el Estado no asuma. «Si no lo paga el Estado, lo pagaremos nosotros», insistió en un desayuno informativo de 'Fórum Europa. Tribuna Mediterránea'. Y ayer, justo un día después, sus palabras dieron paso a la acción. O al menos, al compromiso de que así será el año que viene.

La inversión anunciada se suma a las acciones previstas en el Plan de Inversiones 2017, cerrado con Puertos del Estado recientemente, que suponen cerca de 100 millones en mejoras ferroviarias. En concreto, 31 millones son para el acceso ferroviario a Sagunto, cuatro para los apartaderos en el tramo a Teruel, que se amplían hasta 13 millones por indicación de Adif para permitir crucse de trenes de 750 metros, y tres millones en 2020 para una estación ferroviaria de apoyo al Puerto de Sagunto.

Según Martínez, las necesidades para dejar la conexión Valencia-Zaragoza con las condiciones adecuadas exigen una inversión de 350 millones, incluyendo la electrificación de todo el trazado. «Si descontásemos la electrificación, faltarían 150 millones; de los cuales el Puerto va a aportar 50. Por lo que solamente faltarían 100. Es decir, lo que cuestan solamente cinco kilómetros de AVE», añadió.

En este sentido, el presidente de Aragón anunció que contactará con los parlamentarios de ambas comunidades para que aporten enmiendas a los Presupuestos Generales con la finalidad de completar las necesidades de esta línea. Puig, a su vez, avanzó que también pedirán una reunión con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para solicitarle que Adif «ayude a que se materialice lo más rápido posible la obra». Al tratarse de un proyecto sobre la red ferroviaria, se debe conveniar con Adif, que aún no ha concretado los plazos de ejecución.