Las Provincias

Las pensiones en España son generosas, pero cunden menos

  • Las percepciones cuentan con la segunda tasa de beneficio más alta de Europa, pero son un 30% inferiores a la media en poder de compra

Madrid. La pensión media por jubilación en España supera los mil euros. Si ha tenido una larga y fructífera carrera de cotización a la Seguridad Social recibirá la pensión máxima, que está topada en 2.567 euros al mes. Como mínimo, un jubilado cobra 603,5 euros por catorce pagas si tiene cónyuge no a su cargo y 784,9 euros mensuales con cónyuge a cargo. Y si no llega a esa cuantía porque sus cotizaciones no han dado para tanto, tendrá un complemento hasta alcanzar el mínimo. Todo ello supone que la tasa de beneficio (que mide la relación entre la pensión media y el salario medio) de las pensiones por jubilación en España se sitúe en el 65,4% y sea la segunda más alta de la Unión Europea, sólo por detrás de Chipre (74,9%), según el informe de la Comisión Europea 'The 2015 Ageing Report' elaborado con datos de 2013 (ver cuadro). Si incluimos todas las pensiones públicas -como viudedad, orfandad o incapacidad-, la tasa de beneficio cae al 59,7%, por detrás de Grecia, Chipre y Portugal.

Podríamos concluir con estos datos que el sistema español es generoso, incluso demasiado generoso para lo que se puede permitir una Seguridad Social en déficit estructural. Sin embargo, esto no va a seguir así. El informe de la Comisión Europea ha calculado que, con las reformas aprobadas, la tasa de beneficio en España se reducirá en más de 25 puntos porcentuales en 2060, con lo que se quedará en 40,2%; es decir, que la pensión media será menos de la mitad del salario medio. Y con este nivel, pasamos del segundo puesto al undécimo, por detrás de Luxemburgo, Dinamarca, Grecia, Italia, Chipre, Malta, Finlandia, Portugal, República Checa y Bélgica. Aún así, seguiría estando por encima de la media de la UE (36,5%).

Por otra parte, cuando se compara el importe de la pensión actual (medida en paridad de poder adquisitivo para saber realmente qué capacidad de compra tiene un pensionista) observamos que España pierde el pódium para quedarse en puestos intermedios con una prestación que es un 30% inferior a la media de la Unión Europea. Rafael Domenech, economista jefe de Economías Desarrolladas del BBVA Research, subraya que España «tiene una de las tasas de generosidad más altas». «La gente tiene que saber que se le está dando mucho más de lo que ha cotizado», recalca.