Las Provincias

La familia Giner se asegura el 51% de Hospitales Nisa

  • La agrupación Accionistas x Nisa certifica un respaldo mayoritario contra el intento de toma de control del Grupo Vithas

Valencia. Accionistas x Nisa, la agrupación de partícipes respaldada por la actual dirección de Nisa que preside Manuel Giner, ha alcanzado el apoyo del 50% del capital social de la empresa para su nuevo acuerdo de sindicación. Según la plataforma, se han unido a su proyecto más de 320 accionistas y ha recordado que todavía sigue abierta la posibilidad de incorporar a más miembros.

El anuncio llegó a poco más de dos días para el fin de la fecha prevista, el 23 de noviembre. A partir de ese momento expiraba el compromiso de permanencia es esta agrupación de los accionistas sindicados y el otro grupo que aspira a hacerse con Nisa, el Grupo Vithas, ya había anunciado una ofensiva para integrar a la compañía valenciana en su estructura.

El proyecto del Grupo Vithas, principal accionista de Nisa desde hace unos meses, era asumir el mando y aprovechar sinergias. Sin embargo, desde Accionistas x Nisa se apunta que el número de acciones sindicadas ha sido certificado notarialmente y estará a disposición de los inversores interesados en participar en el proceso de búsqueda de una accionista de referencia.

El nuevo acuerdo de sindicación es vinculante, ya que obliga a todos los accionistas que se adhieren a vender o permanecer como accionistas de Nisa, en las condiciones que se pacten, pero cediendo sus derechos políticos al inversor que finalmente se seleccione, como accionista de referencia. A partir de ahora se va a iniciar formalmente el proceso de 'due diligence' de Nisa por parte de los inversores inicialmente seleccionados.

El comité de seguimiento de la plataforma realizará «sus mejores esfuerzos», para conseguir que todo el proceso culmine antes de final de año. No obstante, el nuevo acuerdo de sindicación es válido hasta el 28 de febrero del 2017, por lo que tienen margen para completar la transacción con éxito, según sus impulsores. En todo caso, este pulso puede prolongarse en el tiempo, ya que el Grupo Vithas insiste en su voluntad de permanencia y en que no cejará en su empeño de hacerse con el control de la compañía.