Las Provincias

Los interproveedores de Mercadona invierten 377 millones en productos innovadores

  • El 84 % introdujeron entre 2012 y 2015 alguna novedad en su catálogo y en el 42 % de las ocasiones eran productos que no existían previamente en el mercado

Los interproveedores de Mercadona invirtieron más de 377 millones de euros en el lanzamiento de más de 580 productos "innovadores" y en la mejora de procesos durante los últimos cuatro años, según un estudio para la compañía de distribución elaborado por el Institut Cerdà y publicado hoy.

El informe, basado en la experiencia de 90 de los 125 interproveedores que tiene la cadena, apunta a que estas novedades lanzadas por Mercadona tienen un índice de éxito mayor que la media del sector, debido a su mayor permanencia en el lineal.

Concretamente, el documento apunta a que el 82 % de estos productos "innovadores" permanecen más de un año en el lineal, mientras que en la distribución en general el porcentaje es del 24 %, de acuerdo con las cifras de un estudio de Nielsen con datos del período 2011-2013 que es citado en el informe del Institut Cerdà.

De los 377 millones de euros destinados al lanzamiento de productos "innovadores", más de tres cuartas partes se dirigieron a la mejora de procesos (capítulo que incluye fabricación, logística y sistemas de apoyo) y el resto fue directamente invertido en la comercialización de los nuevos productos.

El 84 % de los interproveedores -también llamados proveedores exclusivos- de Mercadona introdujeron entre 2012 y 2015 alguna novedad en su catálogo, y en el 42 % de las ocasiones eran productos que no existían previamente en el mercado.

El informe incluye ejemplos concretos: desde los "smoothies" de fruta y verdura (vende más de 20.000 unidades por día), hasta el muesli crujiente (6.000 paquetes por día), pasando por el turrón de chocolate con cacahuete frito y miel (24.000 unidades diarias).

La botella de aceite con dosificador que permite utilizarlo como aceitera directamente, pizzas sin gluten ni lactosa, gel de cuartos de baño con nuevos aromas, vinagre dedicado en exclusiva a la limpieza o productos "premium" dedicados a la alimentación animal son sólo algunos casos representativos.

Durante la presentación del estudio, el director de Relaciones Externas de Mercadona, Juan Antonio Germán, ha incidido en que la estrategia de la empresa se basa en atender al cliente, al que califican de "jefe", también a la hora de apostar por la innovación.

Para escuchar su voz, además de recoger su opinión a través de una línea 900 y en las propias tiendas, la cadena cuenta igualmente con doce centros por toda España que funcionan como una especie de laboratorio, por donde pasan anualmente 5.500 consumidores para comprobar en un supermercado "simulado" cuáles son sus hábitos y actitudes de compra

"En cada encuentro, cocinamos juntos, damos de comer a sus animales juntos, lavamos la ropa con ellos, y eso te permite ver sus reacciones", ha explicado.

Sólo en 2015, "el impacto económico directo que han representado las ventas de los nuevos productos ha sido de más de 725 millones de euros, una media de 10,5 millones por interproveedor", reza el informe, que también apunta a la alimentación fresca y seca como las categorías más innovadoras.

De los 580 lanzamientos, el 77 % fue por petición o en colaboración con Mercadona, según el Institut Cerdà, que revela también que en estos números se incluyen cien innovaciones relacionadas con un diseño más ecológico.

El documento señala que el porcentaje de la plantilla dedicado a I+D en los interproveedores de la cadena de supermercados se sitúa en el 2,84 %, lejos del 1,09 % de media de las empresas españolas en general.

Además, las noventa empresas participantes en el estudio invirtieron 882 millones de euros entre 2012 y 2015 en infraestructuras.

El estudio, titulado "El valor de la innovación conjunta", ha sido presentado en la sede de la Fundación Cotec por su presidenta, Cristina Garmendia, quien ha calificado a Mercadona de "referente empresarial".

Durante el acto también ha intervenido el economista José Carlos Díez, quien ha instado tanto a la empresa de origen valenciano como a sus interproveedores, a animarse y seguir creciendo fuera de España.