Las Provincias

Sebastián Albella, candidato del Gobierno a la CNMV. :: LP
Sebastián Albella, candidato del Gobierno a la CNMV. :: LP

El Gobierno confía al castellonense Sebastián Albella el control de la CNMV

  • El nuevo presidente del regulador se tendrá que enfrentar a los efectos del 'brexit' y el cambio de política de la Reserva Federal Americana

Valencia. El Consejo de Ministros ha nombrado al castellonense Sebastián Albella, como nuevo presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sustituye en el cargo a la exministra Elena Rodríguez, que tuvo que afrontar la reestructuración posterior al rescate del sistema bancario español por parte de la Unión Europea en 2012 y deja a su sucesor un escenario complejo, especialmente en el ámbito internacional.

Aunque los expertos apuntan que el escenario nacional presenta dificultades, si se cumplen las previsiones de desaceleración de la actividad económica en 2017, lo cierto es que los ecos de la situación internacional lo que más inquieta. En ese sentido, habrá que ver cómo evoluciona la salida del Reino Unido del club europeo, decidida en referendum con el 'brexit' y que aún está por vertebrar tanto desde Londres como desde Bruselas.

Por otra parte, aunque la victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos ha conmocionado a la opinión pública europea y hacer prever cambios en aspectos relevantes de la relación transatlántica, son los anuncios de un cambio de actitud que ha trasladado la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, los que tienen en guardia a los mercado.

Sin ir más lejos, el pasado jueves, Yellen apuntó que «sería apropiado subir los tipos en EE UU relativamente pronto». Esto significa un desestímulo a la inversión que podría repercutir en un enfriamiento de las bolsas.

En todo caso, Sebastián Albella cuenta con una amplia experiencia y conocimiento de la actividad regulatoria. Socio senior en España del despacho de abogados internacional Linklaters, es un profundo conocedor tanto de la Administración pública como de la CNMV y los mercados de valores, dado que fue jefe de la Asesoría Jurídica de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera y subdirector general de Política Financiera (1986-1988), y fue el primer secretario del consejo y responsable de los servicios jurídicos de la CNMV (1988-1991). En concreto, formó parte del equipo que redactó la ley de Mercado de Valores.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra, en 1984 ingresó por oposición en el Cuerpo de Abogados del Estado. Durante más de 12 años fue asesor jurídico de la Asociación Española de Banca (AEB) y durante dos años fue secretario del Consejo de Hidroeléctrica del Cantábrico. Ha sido miembro de diversos comités de expertos y órganos asesores.

Junto a él, Ana María Martínez-Pina, actual presidenta del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), se ha propuesto como vicepresidenta del supervisor. Estos nombramientos serán propuestos al Congreso de los Diputados, que debe emitir los preceptivos informes de idoneidad. A partir de ahí, volverán al Consejo de Ministros para su designación.