Las Provincias

Climent busca ahora un pacto con las grandes superficies al fracasar otras alternativas

Clientes en un centro comercial de Valencia. :: irene marsilla
Clientes en un centro comercial de Valencia. :: irene marsilla
  • El conseller propondrá el día 28 al Observatorio de Comercio crear un grupo de trabajo sobre horarios para buscar una «solución consensuada»

valencia. El conseller de Economía, Rafael Climent, buscó ayer un acercamiento con las grandes superficies para pactar una «solución consensuada» a la problemática de los horarios comerciales tras fracasar en su último intento para restringir las aperturas en festivo: la frustrada declaración de nulidad las zonas de libre apertura aprobadas por el PP en Valencia y Alicante en 2013. En vista de que la vía judicial a la que abocó su iniciativa el Consell Juridic Consultiu (CJC) podría dilatar el proceso hasta tres años, desde Economía apelan ahora al consenso al que achacaron en su día la restricción de las aperturas en Valencia de cinco a dos zonas, que atumbaron un mes después de ordenar el cierre por los errores detectados por la Abogacía de la Generalitat.

Climent, al que el PP afeó ayer sus «ocurrencias» en este tema, se reunió con los representantes de Anged -la patronal que agrupa a enseñas como El Corte Inglés, Carrefour o Mediamarkt-, junto al director general de Comercio, Natxo Costa, para hacer extensivo el llamamiento al diálogo trasladado al resto del sector desde que se conociera el revés del CJC, con intención de negociar su recuperado plan de concentrar las aperturas en festivos en Navidad, Semana Santa y verano.

Según Carlos Alfonso, portavoz de Anged, existe voluntad por llegar a un consenso, preferible a una nueva judicialización del tema. Sobre la estacionalidad que plantea Climent, Alfonso apuesta por «buscar un equilibrio para adaptarnos a cada una de las realidades que hay en la Comunitat», mientras que Costa insiste en que sólo saldrá adelante «si se logra un acuerdo global y que sea para toda la Comunitat, aunque Valencia pueda abrir más que Náquera, por ejemplo», matiza.

Esa opción requeriría estudiar distintas modalidades de apertura, sujetas a criterios objetivos, y que las grandes superficies que recuperaron la libre apertura en Valencia y Alicante renuncien a ella, en aras de un alcanzar un pacto que iguale en torno a una veintena las aperturas del comercio en la Comunitat.

De momento, el encuentro de ayer se saldó con el compromiso de ambas partes de buscar una «solución negociada que dé certidumbre a empresas y consumidores» y el anuncio de que Climent convocará al Observatorio del Comercio el día 28 y propondrá la creación de una comisión de trabajo sobre horarios comerciales, con representantes de las grandes superficies, pequeño comercio, consumidores, sindicatos, ayuntamientos de Valencia y Alicante y Generalitat. Además, en la reunión de noviembre es cuando suele fijar el calendario de diez aperturas en festivos del año próximo.

En paralelo al nuevo intento de pacto, Climent sigue estudiando acudir a los tribunales y Compromís ha rescatado también la proposición no de ley que presentó en enero en el Congreso, como adelantó este periódico, para buscar aliados en Madrid de cara a suprimir la obligación de que las grandes ciudades tengan al menos una zona con libre apertura.