Las Provincias

El campo denuncia la discriminación del Consell en favor de la agricultura ecológica

El presidente del Consell, Ximo Puig; la consellera de Agritura, Elena Cebrián, y otros responsables del departamento. :: lp
El presidente del Consell, Ximo Puig; la consellera de Agritura, Elena Cebrián, y otros responsables del departamento. :: lp
  • La Generalitat prevé una inversión de 78 millones hasta 2020 en el primer plan para esta actividad, cuando supone el 4% de la producción total

El Consell presentó ayer el Primer Plan Valenciano de la Producción Ecológica (PVPE), un documento que contempla «como punto fundamental el mantenimiento de la tradicional vocación de la producción valenciana hacia una agricultura diversa, basada en pequeñas empresas familiares, y una gestión de los huertos con una calidad excepcional de las producciones», según la conselleria.

Con la presencia del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, el acto sirvió para destacar como la financiación estimada para este plan es de más de 78 millones de euros en el período de 2016 a 2020, distribuidos entre las líneas estratégicas en que se estructura el proyecto.

El presupuesto planteado en ayudas para esta actividad, que significa el 4% de la producción y el 7% de la superficie cultivada, ha despertado reservas cuando no indignación entre las asociaciones agrarias mayoritarias de la Comunitat Valenciana. El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), Cristóbal Aguado, considera que este plan es «una discriminación inadmisible» para el resto del sector, si no se aplican medidas contra los problemas que tiene la «agricultura y la ganadería real», la mayoritaria, como el abandono de la actividad y la pérdida de empleos y mercados.

En declaraciones a LAS PROVINCIAS, Aguado aseguró que la agricultura ecológica debe protegerse e incentivarse, pero entiende que no ha de hacerse de la manera que se está haciendo desde la conselleria. En su opinión, sin un respaldo de este calibre para el resto del sector, se está produciendo «un grave desprecio para la mayoría de los agricultores y ganaderos valencianos», que han sostenido la economía junto al sector de la automoción en los años más duros de la crisis.

Aguado considera que se debería tomar medidas para reforzar la competitividad de la mayoría del campo valenciano, que se está viendo superado por el de Andalucía y Aragón. «Si el presupuesto te lo gasta en un 4% del sector, ¿qué vas a hacer con el otro 96%?», advertía el presidente de AVA.

Por su parte, tras la presentación del plan, desde la Unió de Llaurador se destacó la importancia de impulsar esta actividad agraria, aunque su secretario general, Ramón Mampel, advirtió como uno de los principales problemas es la falta de hábitos de consumo, además de resultar necesario impulsar la producción, la innovación y la captación de mercados. En todo caso, apuntó que la Comunitat carga con una importante carencia de infraestructuras, especialmente en lo que se refiere a la ganadería ecológica. Sobre esta punto, señaló a LAS PROVINCIAS que en la Comunitat sólo hay un matadero ecológico certificado, en MercaValencia, y «no tiene sentido» que en una comarca como la de Els Ports, que concentra buena parte de la producción ecológica valenciana, los ganaderos tengan que acudir a Teruel para sacrificar los animales.

Este primer Plan de Producción Ecológica pretende que el porcentaje de tierras cultivadas certificadas como superficie ecológica se multiplique por cinco, hasta el 20% del total en cuatro años. Esto incluiría un trabajo de conservación y fomento de la diversidad genética tradicional que repercutiría «en la recuperación de la cultura agraria, otro valor que define el producto local de calidad», según fuentes de la Conselleria de Agricultura.

Los ejes en los que se mueve la propuesta pasan por «el fomento de un consumo consciente, responsable y ecológico», con 4,18 millones de euros para promocionando los alimentos 'bio', ya sea mediante vías propias, como el Comité de Agricultura Ecológica de la Comunidad Valenciana, o apoyando iniciativas privadas.

Al fomento de la producción ecológica se aspira a destinar 50,06 millones con ayudas e incentivos para que los jóvenes y del fomento de las agrupaciones de productores biológicos. También se prometen 14 millones para la comercialización y transformación de productos ecológicos; seis millones para promover el conocimiento agroecológico valenciano, con la colaboración de los productores y empresarios ecológicos en el asesoramiento y mejora profesional de los nuevos productores.

Por último, se promete poner 4,52 millones para mejorar la gobernanza y transparencia del sector con proyectos de divulgación la producción ecológica en centros escolares, rebajar las cuotas de certificación o apoyar los productores ecológicos locales que estén dentro de Parques Naturales.