Las Provincias

José Luis Olivas atribuye a «una estrategia» contra él que haya acabado en el banquillo

El expresidente de Bancaja, José Luis Olivas. :: DAMIAN TORRES
El expresidente de Bancaja, José Luis Olivas. :: DAMIAN TORRES
  • La fiscalía pide tres años de prisión para el expresidente de Bancaja por cobrar a Vicente Cotino por un trabajo que no habría realizado

Valencia. La Fiscalía y la Abogacía del Estado mantienen la petición de tres años de prisión para el exvicepresidente de Bankia y expresident de Bancaja y de la Generalitat, José Luis Olivas, y el empresario Vicente Cotino por presuntos delitos contra la hacienda pública y falsedad documental.

El fiscal acusa a Olivas de un delito de fraude fiscal, al igual que a Cotino, para quien reclama la misma pena. Por su parte, el abogado del Estado pide dos años y medio de prisión a los dos acusados y añade en su escrito a la mujer del expresidente de la entidad financiera, con la misma petición de condena.

Las acusaciones han cuestionado así mismo la «ética» de José Luis Olivas por la operación sobre la que está en tela de juicio. En concreto, la Abogacía ha dicho: «Merece un reproche ético la actitud de Olivas por representar a todas las partes, a compradores y vendedores en la misma operación. Su posición queda bastante en entredicho», ha subrayado en su intervención.

Por su parte, Olivas aseguró ayer que «desde el primer momento» ha habido una estrategia contra él, la de sentarle «en el banquillo» de los acusados.

En esta vista, que llegó ayer a la última jornada, se han enjuiciado unos hechos cometidos en 2008, cuando una empresa de Olivas, Imarol SR, cobró 580.000 euros por asesoramiento a otra del empresario Vicente Cotino, sobrino del ex director general de la Policía, exconseller del PP y expresidente de Les Corts Valencianes, Juan Cotino.

Olivas ha destacado que su intervención en la operación que negoció ha sido «desde el primer momento absolutamente legal, ética y compatible con las obligaciones que tenía como presidente de Bancaja y como consejero de Iberdrola». También ha señalado que «no fue Iberdrola quien compró, sino Endesa» y ha aclarado que él no era «consejero de Iberdrola Renovables, que era quien estaba negociando y con quien hizo la oferta».