Las Provincias

«Si la tasa turística del Consell penaliza el tráfico aéreo nos iremos de Alicante»

  • La aerolínea irlandesa no teme al 'Brexit' y podría ampliar sus bases de El Altet y Valencia con los «muchos aviones» que sacará de Reino Unido

  • José Espartero Director de Ventas de Ryanair

alicante. Ryanair aumentará elpróximo verano sus asientos condestino u origen Alicante-Elche en 400.000. En total, moverá a cuatro millones de turistas en 2017, el 30% de todo el aeropuerto. Su posición de claro dominio le hace ser firme a veces. Como con las polémicos pasarelas para embarcar en su día y, ahora, para dejar clara su postura respecto a la probable tasa turística.

Su director de Ventas, José Espartero, recalca en una entrevista concedida a LAS PROVINCIAS que «a Ryanair no le gustan las tasas que graven su operativa» y confía en que «esta ecotasa de la Comunitat, si es que finalmente se aprueba por el Consell, afecte sólo al alojamiento» porque, en caso contrario, se marcharán. «Si tiene alguna incidencia en el tráfico aéreo, por pequeña que ésta sea, nos iremos de Alicante en busca de otros mercados. Tenemos treinta destinos consolidados en España y en ese caso potenciaríamos otros en lugar de Alicante, Valencia y Castellón. Si se impone una tasa aérea como tal, cortamos y buscamos otro mercado. Directamente, abandonamos», sentencia.

Ryanair cuenta con seis aviones en su base de Alicante, que en verano -de marzo a octubre en términos aeronáuticos- llegan a siete, y calcula que mantiene 3.000 empleos. Sus previsiones pasan por ampliarla, sobre todo a raíz del 'Brexit'.

«Seguramente tendremos otro avión más. Y a más largo plazo nuevos aviones basados en Alicante porque ya anunciamos que el 'Brexit' iba a suponer la salida del Reino Unido de los aviones, que se repartirán por los 200 destinos europeos», explica Espartero, que cita a Alicante y a Valencia entre las bases que podrían recibir otros aviones y destaca que «eso crea empleo en ingenieros, técnicos y mecánicos, unos treinta empleos por avión».

De hecho, asegura que no temen el efecto de la salida de Reino Unido de la UE: «A corto plazo no, porque ni aunque se deprecie la libra y baje el poder adquisitivo habrá incidencia, pues el destino es potente y los británicos se identifican mucho con Costa Blanca». Así, Espartero contempla «adecuar precios» en función de la depreciación de moneda, pero se muestra convencido de que «el británico va a seguir queriendo viajar a España y Alicante». «No estamos preocupados. Además, Alicante y Valencia pueden beneficiarse de la ampliación de las bases que tenemos, porque vamos a sacar muchos aviones del Reino Unido», insiste.

Según el representante de Ryanair, la Costa Blanca «es un destino de éxito, y no sólo Benidorm», pero también «debe seguir mejorando». «Sabemos que el turismo español, en general, va viento en popa, porque la inestabilidad en norte de África y Turquía le beneficia. Pero esto no es eterno. Hay que seguir consolidando la mejora de la infraestructura de la Costa Blanca», recalca, en alusión a que las instituciones «deben seguir esforzándose por la promoción del destino Costa Blanca, Benidorm o Alicante en toda Europa».