Las Provincias

:: DANI MADRIGAL
:: DANI MADRIGAL

Manuel Peláez Robles, el socio del sultán

  • Está al frente de Ecisa desde 2014, pero como consejero delegado impulsó la internacionalización de la firma y su accionariado

valencia. Alicantino de adopción, Manuel Peláez Robles, nació en Málaga en 1966 y es desde 2014 presidente de la constructora Ecisa, una de las grandes compañías que han sabido sobreponerse a la crisis española buscando nuevo horizontes. Ingeniero de Caminos por la Universidad Politécnica de Madrid y Máster en Construcción, su incorporación a la empresa familiar se produjo en el último año de carrera y fue a su pesar. Corría el año 1989 y una delicada operación a la que tuvo que enfrentarse su padre, Manuel Peláez Castillo, le hizo ponerse en primera fila para afrontar la peor de las noticias.

Afortunadamente, la recuperación de su padre le permitió contar con él como referencia en lo personal y lo profesional durante 25 años más. Asumió la condición de consejero delegado y fue testigo del auge de la economía española, para tener que también afrontar su desplome y la búsqueda de alternativas.

De hecho, la internacionalización ha sido la principal apuesta de la dirección de Ecisa desde el año 2007, una estrategia con la que la compañía ha sabido anticiparse a las nuevas circunstancias del mercado y conseguir presencia en países como Katar, Marruecos, Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Portugal, Irlanda, Chile, Mozambique y Taiwán.

Precisamente, este desarrollo exterior impulsado por Peláez ha traído consigo un impulso en el accionariado. El pasado 2014, la sociedad Al-Alfia Holdings LLC, del sultán Bin Jassim Al Thani, miembro de la familia real de Katar, compraba el 25% de la compañía y el 51% de la filial en aquel país del golfo Pérsico.

Con este paso, la empresa ha aumentado un 56% sus ventas y sus expectativas para 2016 pasan por alcanzar unos ingresos de 244 millones de euros. La construcción en los países árabes es fundamental en su expansión, tanto en Medio Oriente como en el Magreb, donde su presencia también va en aumento, pero no sólo.

De hecho, buena parte de la mejora de la facturación del pasado año llegó de la mano del impulso que ha tomado Ecisa en el mercado ferroviario, donde se ha especializado en la colocación del sistema de catenarias que permite la electrificación de los trenes. Así, en la propia capital de Katar, Ecisa está colaborando con una constructora americana en la instalación de vías y catenaria en el casco antiguo de Doha del primer metro tranviario de todo el país.

Por otra parte, es en Chile, donde Ecisa ya abrió una delegación hace algunos años con personal técnico propio y la compañía está ejecutando en este año siete proyectos ferroviarios, entre ellos una estación intermodal y varias líneas. Si en el caso del tranvía de Doha el contrato es de unos dos millones, en el de Chile, donde realiza además de trenes otros proyectos públicos, está ejecutando obras por valor de 60 millones de euros, cuando la previsión para este ejercicio era de unos 20 millones de euros.

A su vez, la amplia experiencia de Ecisa en la edificación de grandes torres, especialmente en Benidorm (donde ha construido una treintena de edificios de más de 20 plantas) ha sido uno de los elementos determinantes para ser elegida como ejecutora de varios rascacielos en Katar, como el Bin Samikh Tower Hotel de 317 habitaciones o el Buzwair Tower, que dispondrá de 260 suites y 90 apartamentos, además de espacios de relax acuático, salas de reuniones, restaurantes y áreas de negocio.

No es el primer gran cambio que vive la compañía. Fundada en 1968 bajo la denominación de Estructuras y Cimientos Insulares S.A., Ecisa se especializó desde sus orígenes en cimentaciones y estructuras de hormigón armado con el sistema plano reticular, un importante avance técnico de aquellos años sesenta que venía a sustituir al tradicional sistema de vigas.

En los años 70, sólo trabajaba en proyectos de estructura, pero a principios de la década de los 80 extendió su actividad a las obras de edificación completa, con una importante presencia en el mercado de la obra pública. Desde los años 90, la compañía viene apostando por la diversificación en nuevas líneas de negocio como son la obra civil, la promoción inmobiliaria, el medio ambiente o la gestión de proyectos concesionales.