Las Provincias

L'Oceanogràfic ahorra un 32% al Consell en Cacsa

  • Las mejoras del contrato de explotación firmado con Aguas de Valencia bajan de 40 a 27 millones la aportación pública para cubrir las pérdidas

valencia. El pleno del Gobierno valenciano autorizó ayer la inyección de 27,1 millones de euros en la empresa pública Ciudad de las Artes y las Ciencias S. A. (Cacsa) para cubrir las pérdidas correspondientes a 2015, frente a los 40 millones que tuvo que aportar un año antes y a los 57,9 millones desembolsados en 2014 mediante sendas aportaciones de capital, el procedimiento utilizado habitualmente para equilibrar las cuentas de esta y otras empresas públicas deficitarias.

De acuerdo con los presupuestos de 2017, la reducción en un 32% de la aportación de la Generalitat para enjugar las pérdidas de Cacsa en el último año superará el 50% en 2017, cuando la inyección de fondos prevista es de 19 millones. Fuentes de la Generalitat señalaron a LAS PROVINCIAS que esa disminución se debe a «una mejor gestión económica» y, sobre todo, a que las condiciones de explotación firmadas con Avanqua -sociedad formada por Aguas de Valencia y el acuario de Vancouver- para 15 años, son más favorables para las arcas públicas que las que asumía el anterior gestor de L'Oceanogràfic, Parques Reunidos.

El complejo, que acabó costando más de 1.300 millones y otros 700 millones por déficit de explotación, registró pérdidas por importe de 47 millones el pasado año, el primero en que dejó fuera de sus cuentas la venta de la famosa parcela M3, en la que se proyectó la construcción de las llamadas torres de Calatrava.

El ejercicio 2015 fue también el año en el que Avanqua se adjudicó la gestión de L'Oceanogràfic y el Ágora, mediante un contrato «menos oneroso que el anterior con Parques Reunidos» y, de ahí, que las necesidades de recapitalización de Cacsa hayan descendido en el último año.

De cara a 2016, desde la Generalitat prevén que «el cierre del ejercicio sea notablemente mejor» que el del año anterior.

Según lo acordado ayer por el pleno del Consell, la Generalitat suscribirá títulos de Cacsa por importe de 27,1 millones, dentro de la ampliación de capital social acordada por la mercantil para enjugar las pérdidas de 2015. Tras la ampliación, el capital social de Cacsa quedará fijado en 594.924.000 euros, que queda representado por 148.731 acciones nominativas de 4.000 euros.

Dos tramos

En esta ocasión, esa operación se llevará a cabo en dos tramos. En primer lugar, abonarán 15,1 millones en el momento de adopción del acuerdo y los otros 12 millones, antes del próximo 14 de diciembre. Según la vicepresidenta Mónica Oltra, los presupuestos de la Generalitat para 2016 contemplan crédito suficiente para financiar esta operación.