Las Provincias

Los dueños de Bonaire piden al Consell una solución igualitaria sobre las aperturas en festivo

Inauguración del nuevo espacio de restauración y ocio 'Las Terrazas de Bonaire'. :: j. monzó
Inauguración del nuevo espacio de restauración y ocio 'Las Terrazas de Bonaire'. :: j. monzó
  • El presidente de Unibail Rodamco traslada su malestar a la Generalitat y exige «café para todos o excepciones de verdad, no una generalizada»

valencia. Los vaivenes en materia de aperturas en domingos y festivos no gustan a nadie, tampoco a aquellos enclaves comerciales del área metropolitana de Valencia que nunca han tenido la libertad horaria de la que disfrutaban sus competidores de la capital, como es el caso del centro comercial Bonaire, ubicado en Aldaia. Su propietario, el líder europeo Unibail-Rodamco, en 2014 suspendió una inversión de 20 millones hasta poder abrir en domingo y ayer, en la inauguración del nuevo espacio de restauración y ocio en el que ha invertido 30 millones y ha creado 400 empleos -directos e indirectos-, reclamó una solución igualitaria para toda la Comunitat.

«Lo único que pedimos es una solución de igualdad; café para todos o excepciones que sean de verdad excepciones, no una generalizada», señaló a LAS PROVINCIAS el director general de Unibail Rodamco España, Simon Orchard, consciente de la «dificultad de reconciliar los diferentes intereses» del sector.

Sin concretar el perjuicio sufrido por tener que cerrar mientras otros competidores abren en festivos, constató que «ayudar, no ayuda», aunque no influye hasta el punto de elegir un municipio u otro para futuras inversiones. Orchard, defensor de la libertad horaria, trasladó en el acto de ayer su malestar al director general de Comercio, Natxo Costa, que persiste en su empeño de restringir las aperturas en domingos y festivos, pese al último revés del Consell Jurídic Consultiu.

Con Costa abordaron, entre otras cuestiones, el agravio que supone no poder abrir los festivos 6, 8 y 26 de diciembre, a diferencia de los comercios de Valencia -que gozan de libertad horaria-, en virtud del acuerdo del Observatorio del Comercio.

Orchard, en cualquier caso, confía en que la polémica en torno a las aperturas «se resuelva», ya que «todo el mundo es consciente de que hay un problema», y pide una solución que implique a todas las partes.

En cuanto a la evolución de Bonaire, dijo que «en los últimos tres años ha sido regular, tirando a no muy buena, debido a la falta de confianza generalizada en España y a que, cuando empezó a remontar en 2015, coincidió con la obra, que molesta mucho». Con la acogida de 'Las Terrazas de Bonaire', prevé alcanzar los once millones de visitantes en 2017, unos 125 millones en ventas, aunque «harán falta un par de años más para volver a años precrisis».