Las Provincias

La Comisión Europea propone nueva forma de calcular el 'dumping' de países como China

Bobinas de acero en China
Bobinas de acero en China / Reuters
  • Pretende modernizar sus instrumentos de defensa comercial sin dejar de cumplir sus obligaciones con la Organización Mundial de Comercio

La Comisión Europea (CE) ha propuesto este miércoles una nueva forma de calcular el "dumping" –la práctica de vender por debajo del precio de costo para eliminar competidores– en las importaciones procedentes de países en los que existen distorsiones importantes del mercado, o en los que el Estado tiene una influencia omnipresente en la economía, como China. Esta propuesta "es urgente porque la realidad económica ha cambiado y la realidad en el mundo comercial, también", ha indicado en una rueda de prensa el vicepresidente de la CE responsable de Empleo y Crecimiento, Jyrki Katainen.

En particular, la UE quiere modernizar sus instrumentos de defensa comercial teniendo en cuenta problemas actuales como el exceso de capacidad en sectores como el del acero, a la vez que cumple sus obligaciones con la Organización Mundial del Comercio (OMC). La reforma de la metodología antidumping complementará la propuesta hecha en 2013 para modernizar todos los instrumentos de defensa comercial de la UE, sobre la que los Estados miembros aún no han llegado a un acuerdo.

La propuesta llega antes de que en diciembre venza el plazo para otorgar a China el estatuto de economía de mercado, según los compromisos adoptados cuando ese país se unió hace quince años a la OMC. Eso implicará un nuevo cálculo de las medidas antidumping por parte de los socios de China.

El nuevo método se aplicaría a los casos iniciados una vez que las normas modificadas entren en vigor, explicó la Comisión, e incluye un período transitorio durante el cual todas las medidas antidumping actualmente vigentes y las investigaciones en curso seguirían estando sujetas a la legislación actual.

La Comisión propuso igualmente reforzar la legislación antisubsidios de la UE para que, en los futuros casos, toda nueva subvención descubierta en el transcurso de una investigación pueda también investigarse y tenerse en cuenta en los derechos finales impuestos. "El libre comercio siempre debe ser justo. Más de 30 millones de empleos dependen del libre comercio en la UE, seis millones de ellos en pymes", dijo Katainen.

Por su parte, la comisaria europa de Comercio, Cecilia Malmström, consideró que "la globalización es una realidad, una necesidad", aunque precisó que el comercio global "debe atenerse a unas normas" y, la UE, contar con unos "instrumentos robustos de defensa comercial".

Según Malmström, la propuesta presentada hoy "acerca a la UE a otros socios en todo el mundo, como EE UU", que calculan con más dureza los derechos antidumping o antisubsidios cuando detectan una distorsión. La comisaria dejó claro que esta acción "no es sólo por China", sino que va dirigida a "todos los países en los que pueda haber distorsiones", y afirmó que prevé un "equilibrio adecuado" entre los intereses de la UE, el libre comercio o los beneficios para consumidores y productores.

El Parlamento Europeo y el Consejo han de decidir ahora sobre la propuesta por el procedimiento legislativo ordinario. Malmström indicó que el viernes, durante un Consejo de Ministros comunitarios de Comercio, abordará la nueva propuesta con los Estados miembros. La nueva metodología necesitará ser aprobada por ambos organismos.

Temas