Las Provincias

Siete avisos antes de la caída

  • Los primeros informes dieron paso a cartas cruzadas y compromisos incumplidos por la cúpula de la entidad

  • El consejo del Banco de Valencia acordó ampliar capital y provisionar 200 millones, pero ni lo hizo ni tampoco trasladó al accionariado su situación

El Banco de España remitió cinco informes advirtiendo de los errores, una carta y dos requerimientos entre 2009 y 2011.

1. Informe del 29/01/2009 Inspección sobre el año 2008

El deterioro del crédito es ignorado por la entidad

El análisis se limitaba a Grandes acreditado, riesgos relacionados con el sector promotor y constructor y la gestión de riesgos, pero la inspección advirtió que la no contabilización del deterioro del crédito (salvo el de las empresas en concurso) y mala gestión de riesgos, infringiendo la normativa del Banco de España y poniendo en duda el balance.

2. Informe del 07/07/2010 Inspección del año 2009

No contabiliza activos dudosos y evitar dotaciones

El informe estima que se lleva acumulado un deterioro no contabilizado de 48,9 millones sólo por la actividad inmobiliaria y la tasa de mora debería pasar del 4% al 11% y la cobertura a diciembre de 2009 no sería del 82%, sino del 29%. El documento apunta la existencia de «significativas deficiencias en los procedimientos de gestión de riesgos de crédito» y advierte que «más bien parece que la entidad ha estado preocupada únicamente por evitar la contabilización de activos dudosos y sus correspondientes dotaciones».

3. Informe del 17/02/2011 Inspección de los años 2009 y 2010

El inspector corrige la tasa de mora y de cobertura

La entidad ha contabilizado parcialmente los ajustes planteados, pero el inspector advierte que la tasa de mora y cobertura a 31 de diciembre de 2010 es del 7,9% y del 38%, respectivamente, frente al 5,96% y el 45,4% que ofrece la entidad, considerando en el último parámetro los fondos asignados a daciones y adjudicaciones.

Reacción del 28/01/2011 Carta del Banco de Valencia

Promesa de ampliar capital y provisiones adicionales

El consejo del Banco de Valencia se comprometió a realizar las ampliaciones de capital necesarias para volver a poner los ratios de solvencia por encima de los mínimos regulatorios exigidos por la Circular 3/2008 del Banco de España (compromiso que en particular asumió el accionista de control, BFA-Bankia) y provisiones adicionales de 200 millones de euros. Ninguno de los dos se cumplió y dos meses después el Banco de España elevó los ajustes pendientes a 819 millones, además de advertir que la entidad sólo calificada como nuevos dudosos los activos que señalaban expresamente los inspectores. Quince días antes de la junta general de accionistas de 2011, el consejo era conocedor de estas advertencias y no las trasladó en el acto.

4. Informe del 21/07/2011 Actualiza la inspección de 2009

Reitera la observación de anomalías en bases de datos

Advierte que el Banco de Valencia está en una situación crítica de liquidez. El déficit de fondos de insolvencia y los deterioros del crédito, inversión, préstamos, adjudicados y estimaciones del resto de carteras suman 819 millones, pero los ajustes por importes previstos es de 600 millones. Advierte que la exposición al riesgo es de 38% de los recursos propios, incumpliendo el límite establecido en la circular del Banco de España 3/2008. Además, el inspector se pone serio al advertir que se siguen observando anomalías en las bases de datos: «el importante deterioro no reconocido que presentan sus activos y las incertidumbres añadidas por la mala calidad de la información contable, la imposibilidad en que se encuentra la entidad de refinanciar los próximos vencimientos de su deuda mayorista y la debilidad de su cuenta de pérdidas y ganancias, sitúan a Banco de Valencia en una situación que requiere la elaboración de un plan de viabilidad que entre otros aspectos contenga un plan de capitalización».

5. Carta a Domingo Parra 8/07/2011 Advertencia de situación de riesgo

Incumplimiento del perímetro del propio grupo

El consejero delegado recibe una carta en la que se advierte de que los riesgos mantenidos frente a entidades no consolidadas del grupo alcanza el 41%, muy por encima del 25% que establece la normativa.

Reacción del 28/07/2011 Hecho relevante a la CNMV

Banco de Valencia anuncia beneficios de 16,7 millones

Ignorando buena parte de lo citado anteriormente, la entidad declara un beneficio neto de 16,7 millones de euros y se anuncia mejoras en el margen de intermediación, depósitos, crédito neto casi estable, una morosidad del 6,99% y un ratio de cobertura del 74,76%.

6. Requerimiento 31/10/2011 Exigencia para cumplir compromisos

Urge a Olivas a que cumpla sus promesas en el consejo

El Banco de España exige al presidente de la entidad, José Luis Olivas, el cumplimiento inmediato de las medidas anunciadas en el acuerdo del consejo del 28 de enero: Primero, realizar dotaciones adicionales de 200 millones, derivadas del calendario de provisiones: y establecer un plan de contingencia en el caso de que la evolución de la entidad no fuera la esperada en sus proyecciones y, en cualquier caso, realizar un aumento de capital.

7. Requerimiento 10/11/2011 Contabilizar los saneamientos

La entidad debe apuntar ya 562 millones de déficit

La comisión ejecutiva del Banco de España conmina al Banco de Valencia a contabilizar de inmediato el importe de los saneamientos pendientes de registrar en las inversiones crediticias, activos adjudicados y comprados para pago de deudas y sociedades participadas, cuantificado todo ello en un déficit bruto de 562 millones de euros. Sólo se tiene en cuenta las irregularidades detectadas en 2010.

Reacción del 21/11/2011 La entidad pide la reestructuración

El consejo se declara incapaz de salir adelante

El agravamiento de la situación de liquidez hace que el consejo del Banco de Valencia solicite la reestructuración de la entidad y la intervención del Frob, que fijará sus pérdidas a 31 de diciembre de 2011 en 922 millones de euros.