Las Provincias

La Comunitat es la única autonomía donde baja el gasto diario por turista

  • La rentabilidad del turismo valenciano sigue sin mejorar, pese a ser una de las cuatro regiones en impulsar el tirón del PIB anual

La velocidad de crucero de la economía española en el tercer trimestre, con un avance del 3,2% en tasa interanual, se apoyó en factores externos como la política de compra de bonos del BCE o los bajos precios del petróleo. Sin embargo, también tuvo en el turismo uno de sus principales motores internos, algo que se refleja en el mayor crecimiento de las comunidades autónomas más relacionadas con ese sector. De hecho, Baleares (4,2%), Canarias (4,1%) Murcia (4%) y la Comunitat Valenciana (3,8%) lideraron el incremento del PIB en ese periodo a un ritmo casi un punto superior a la media del país, según la estimación de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) publicada ayer. Es decir, la oferta de sol y playa se mantiene como una de las bases del éxito del sector. En total seis regiones avanzaron más rápido que la media nacional, ya que a las cuatro anteriores hay que unir a La Rioja y Galicia con repuntes del 3,6% y 3,4%, respectivamente.

Sin embargo, no todos los indicadores son positivos, al menos, para el turismo valenciano. Según desvela el Boletín Trimestral de Coyuntura Turística, Coyuntur, la Comunitat es «la única autonomía» de España donde «no creció el gasto diario por visitante extranjero» en el tercer trimestre de este año. Es más. El dinero que los visitantes se dejaron de media cada día en la región se contrajo. Por contra, el gasto total de los turistas sí crece, aunque de manera moderada, a un ritmo de en torno al 11% con respecto al mismo trimestre de 2015.

Este dato, no obstante, no quita que la Comunitat haya sido hasta septiembre, el mercado donde más creció el turismo extranjero, al registrar un 16% más que en 2015, según la Encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur), también publicada ayer. En total, llegaron 6,3 millones de turistas. Con este tirón, la Comunitat se ha situado como el quinto destino con más afluencia extranjera.

En cuanto a los datos del crecimiento publicados por AIReF, el peor comportamiento en tasa anual sería para Extremadura (2,4%), Castilla y León (2,6%) y País Vasco (2,7%), siempre según la previsión del organismo dirigido por José Luis Escrivá. Con un incremento también inferior a la media se situarían Andalucía, Castilla-La Mancha y Aragón (todas un 3%). Muy cerca de la media estatal, apenas una décima menos, estarían Madrid, Cataluña, Asturias, Cantabria y Navarra.

Es evidente que la temporada turística de los meses de verano resulta clave para la economía de algunas de las comunidades más receptoras de viajeros. De hecho, el empuje de este sector también se ve reflejado en el avance del PIB trimestral. Así, Canarias, Valencia y Murcia volvieron a situarse en cabeza con un crecimiento del 0,9% frente al 0,7% de la media de España, según la proyección de la Autoridad Fiscal. También se situaron por encima Galicia, La Rioja, Cantabria y Asturias (0,8% todas). En la media estatal estaría Baleares.

En cualquier caso, ese comportamiento diferencial en las comunidades más turísticas respecto a la media española es un escenario previsto y recurrente, sobre todo en el tercer trimestre del año. En concreto, mientras organismos como el Banco de España prevén que la economía avance un 3,2% en 2016, el PIB turístico podría hacerlo al 4,4%, lo que supondría el más elevado de los últimos 15 ejercicios, según la última estimación de la patronal del sector Exceltur.

Una evolución positiva que también se trasladó a la creación de empleo, con 87.697 nuevos afiliados a la Seguridad Social sólo en septiembre. Una vez más el ritmo de generación de puestos de trabajo fue superior al de la media, este caso dos puntos. Sin duda, el turismo contribuyó a que la tasa de paro haya descendido al 18,9% en los nueve primeros meses del año, su nivel más bajo en seis años, según la EPA. Evidentemente, la mayor parte de los empleos creados en este sector son de carácter temporal.

Por otra parte, los ingresos por turismo alcanzaron los 36.515 millones de euros hasta septiembre. Una cifra que supone un incremento del 6% respecto al mismo periodo de 2015 y que demuestra la importancia del sector en el buen comportamiento de la economía.

Más que la UE

Habrá que esperar al último trimestre del año para ver cómo se reparte finalmente el crecimiento por comunidades. De momento, en el tercer trimestre del año España mantuvo la fortaleza económica con un incremento del PIB más del doble que la media de la zona euro, que avanzó un 0,3% según los datos de Eurostat publicados ayer. En tasa anual los países de la moneda única también alcanzaron el 1,6%, el mismo ritmo que el trimestre anterior y justo la mitad que el avance de España (3,2%). De hecho, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, explicó que la economía acabará este año más próximo al 3,5% que al 3%.