Las Provincias

Pulverizadores Fede inicia un servicio de alquiler de turbos

Último modelo de Fede que acapara premios por sus innovaciones.
Último modelo de Fede que acapara premios por sus innovaciones.
  • El fabricante líder de aparatos de fumigar aporta una solución innovadora para agricultores modestos o casos de averías

La empresa de pulverizadores Fede ha iniciado un nuevo servicio realmente innovador en el mercado agrícola valenciano, poniendo a disposición de los agricultores turbo atomizadores en régimen de alquiler.

Este sistema puede ser una solución de interés para muchos agricultores modestos e incluso para casos en los que se sufran averías de los aparatos propios, lo que obligue a que pasen por el taller justo en momentos de urgir algún tratamiento en las plantaciones.

Según ha explicado Federico Pérez, máximo responsable de esta firma, con instalaciones radicadas en Cheste y Chiva, el precio de alquiler de un turbo atomizador Fede 'H3O' de última generación, con 1.500 litros de capacidad y las más recientes innovaciones técnicas, oscila entre 60 y 100 euros por jornada, seguros e impuestos incluidos. El turbo requerido puede ser recogido por el usuario en las propias instalaciones de Fede o la casa se lo puede llevar al campo.

Con el endurecimiento de las medidas de seguridad en la aplicación de productos fitosanitarios, muchos de los aparatos que se vienen usando en el campo pueden quedar fuera de la estricta legalidad y sus dueños se enfrentan al dilema de actualizarlos a las normativas actuales o desistir de ello, dado el alto coste que les puede representar. El 26 de noviembre todos los pulverizadores en uso han de haber pasado la inspección técnica conocida como ITEAF, lo que llevará a que infinidad de máquinas queden obligadamente en dique seco, vayan al desguace o se regalen a países del tercer mundo.

Pero el caso es que sus propietarios necesitan contar con un aparato alternativo para realizar los tratamientos que sean necesarios en los cultivos, y una gran mayoría de los pequeños y medianos agricultores se plantean si les será rentable o no invertir fuertes sumas de dinero en máquinas nuevas (entre 10.000 y 15.000 euros de media) que, por utilizarlas realmente pocos días al año, seguramente no las van a amortizar jamás. ¿Qué salida les conviene, entonces?

Lo más habitual es contratar el servicio de fumigación con terceros, pero quizá el agricultor tenga tractor apropiado y desee hacer el trabajo. En tal caso, lo aconsejable puede ser recurrir al alquiler de un turbo, como el que ofrece Fede.

El 'Futur H30' de Fede es resultado de un intenso proceso de investigación y desarrollo que ha contado con el apoyo económico de un programa de la UE, encaminado a propiciar mayor eficacia y menos contaminación en este segmento de aparatos. Sus logros han merecido premios en el certamen FIMA de Zaragoza y en la feria agrícola de Bolonia, por las aportaciones tecnológicas que incorpora.

Las principales novedades, según explica Federico Pérez, en la capacidad de la máquina para medir a cada instante la masa vegetal a tratar, porque en función de ello determina la cantidad e intensidad del caldo esparcido, no a tantos litros por unidad de superficie de campo, como hasta ahora. Además lleva un sistema proactivo que avisa al chófer de cualquier anomalía en cuanto a la velocidad requerida, mezcla de fitosanitarios, funcionamiento correcto del agitador... Y todo ello con un ventilador de última generación, el menos ruidoso del mercado, que sólo precisa una potencia de 40 caballos para funcionar correctamente, lo que significa ahorros de hasta cuatro litros de gasóleo por hora.