Las Provincias

Factoría de Ford en Almussafes (Valencia). :: lp
Factoría de Ford en Almussafes (Valencia). :: lp

Ford adelanta el parón del puente para dejar de fabricar 1.700 coches y 1.500 motores

  • La factoría de Almussafes interrumpe la producción en sus instalaciones hasta el próximo miércoles para ajustarse a la bajada de la demanda

valencia. La factoría de Ford en Almussafes interrumpió ayer su actividad para ajustarse a la baja demanda, dejando de producir 1.715 vehículos y unos 1.500 motores, y la retomará el próximo miércoles, tras el puente de Todos los Santos, que ya estaba recogido en el calendario laboral de la planta. Esas dos jornadas de paros adicionales se enmarcan, como ya publicó LAS PROVINCIAS, en los ajustes de la producción anunciados por el descenso de la demanda que arrastra la planta de Almussafes desde hace meses y que ya motivó en julio una reducción de la jornada diaria de la plantilla en dos horas, pagadas pero no trabajadas y a recuperar con seis sábados de producción en 2017, a la que se incorporaron a la vuelta del verano los trabajadores de motores.

En motores, la fabricación se interrumpió ayer por la tarde y también en el turno de esta mañana, ya que los viernes por la tarde se produce la parada semanal en la que se concentra esa reducción de horas.

En vehículos, la cadena de fabricación estará parada tres turnos antes del fin de semana, el de anoche y los de la mañana y la tarde de hoy, a cambio de una jornada industrial de las cuatro de 2019 -un año después de que expire el convenio-.

Estos paros, anunciados por la dirección hace dos semanas, constituyen «un mínimo ajuste de producción, que ya se barajaba y no tiene ningún impacto en el empleo», según indicó el representante de UGT, Carlos Faubel, que no espera «más sobresaltos hasta final de año».

A 31 de diciembre, finalizan los contratos de 1.700 trabajadores temporales, entre ellos 300 que pasan a fijos y cerca de 1.100 contratados en 2014 a quienes también debían hacer fijos al cumplir su tercer año. Según Faubel, están a la espera de ver «cómo se concreta ese compromiso, en función de la evolucion de la producción», y «qué incidencia tiene la caída de la producción en motores en el primer semestre».

«De aquí a final de año esperamos tranquilidad, aunque tocará seguir batallando el año que viene con toda seguridad», subrayó Faubel.

Ayer se dio a conocer que Ford registró un beneficio neto atribuido de 5.379 millones de dólares (4.934 millones de euros al cambio actual) hasta septiembre, un 2,2% más que en 2015. Según su presidente y consejero delegado, Mark Fields, están en el camino para cerrar 2016 como uno de los mejores años de su historia, a pesar de que los beneficios se desplomaron un 56,1% en el tercer trimestre, tras dedicar 600 millones al reemplazo de puertas defectuosas en 2,4 millones de vehículos.