Las Provincias

La inspección del Puerto de Valencia rechaza mil toneladas de productos agroalimentarios en 2015

La inspección del Puerto de Valencia rechaza mil toneladas de productos agroalimentarios en 2015
  • La mercancía no superaba los controles sanitarios, veterinarios y fitosanitarios requeridos

Los servicios de inspección de frontera del puerto de Valencia revisan cada año casi un millón de toneladas de productos agroalimentarios importados a la Unión Europea (UE) y en 2015 rechazaron más de un millón de kilos por no superar los controles sanitarios, veterinarios y fitosanitarios requeridos.

Durante el año pasado más de 12.000 contenedores de mercancía pasaron por estas instalaciones para pasar estos controles, realizados a diario por una veintena de funcionarios, con presencia de la Guardia Civil, para garantizar la salud pública y seguridad de los productos que llegan a la Unión Europea.

El delegado del Gobierno de la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha visitado hoy, junto al presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, esta instalación fronteriza y ha comprobado los controles que se realizan a las mercancías que llegan a Valencia desde todo el mundo para su importación a la UE.

Según un comunicado de la Delegación del Gobierno, en 2015, fueron inspeccionadas cerca un millón de toneladas de productos agroalimentarios, de ellas más de 700.000 de toneladas de origen vegetal y 180.000 de origen animal.

Los sistemas de control veterinario, sanitario y fitosanitario analizan el 100 % de las mercancías que entran en el puerto y gracias a los mismos, fueron rechazadas más mil toneladas, 700.000 kilos de origen vegetal y 300.000 kilos de origen animal.

Este año se prevé cerrar el ejercicio con las mismas cifras que en 2015 y hasta la fecha han pasado 554.000 toneladas de productos agroalimentarios, 125.000 de origen animal y 429.000 de origen vegetal aunque con la campaña de Navidad se incrementa la llegada de mercancías.

Cada mes, una media de unos mil contenedores son revisados en estas instalaciones, siendo los picos más altos de llegadas de mercancías los meses de agosto, octubre y noviembre.

Estados Unidos y China son los países de procedencia de la mayoría de los productos agroalimentarios que llegan al puerto de Valencia, pero también llegan de otros países como Argentina, India, Brasil, Chile, Marruecos, Nueva Zelanda, Perú, y Ecuador.

Los inspectores en el puerto revisan todos los productos que llegan a Valencia, pero la inspección de la Unión Europea realiza auditorías en los países de origen de los productores en el caso de los productos de origen animal, por lo que hay doble control.

Moragues ha destacado que "el trabajo que realizan los inspectores es fundamental para garantizar la salud pública y la seguridad tanto para personas como para animales y productos vegetales".

Ha resaltado que el puerto de Valencia "cuenta con todas las zonas de inspecciones necesarias para la llegada de mercancías, lo que lo hace un destino altamente competitivo" y ha asegurado que es "uno de los puertos modélicos en España en medidas de control de importaciones".

Moragues y Martínez han anunciado que el Gobierno ha autorizado el Centro de Inspección Fronteriza del Puerto de Sagunto, un aspecto clave para aumentar la competitividad del recinto portuario ya que hasta el momento sólo tenían acceso mercancías vegetales.

De esta manera, Sagunto no sólo complementaría la oferta del Puerto de Valencia, sino que ganaría una nueva cuota de mercado y según han coincidido, "estamos ante la oportunidad de atraer más tráfico portuario y es una gran noticia".

Valenciaport ha cerrado el ejercicio 2015 con un tráfico total de 4,62 millones de TEU, cifra que supone el mejor registro histórico del recinto y consolida a Valencia como puerto líder de España y del Mediterráneo en tráfico de contenedores.