Las Provincias

Los concursos de acreedores descienden a la mitad en un año en los juzgados valencianos

Sala de un juzgado de la Ciudad de la Justicia de Valencia. :: damián torres
Sala de un juzgado de la Ciudad de la Justicia de Valencia. :: damián torres
  • Los procesos en grandes mercantiles ceden su protagonismo a las pymes que intentaban resistir, aunque se aminora la destrucción de empresas

La recuperación económica ya se deja notar en las estadísticas de concursos de acreedores -antigua suspensión de pagos- declarados en la Comunitat, segunda autonomía donde más cayeron estos procesos en el tercer trimestre y cuarta en creación de empresas.

Así lo refleja la estadística mercantil del Colegio de Registradores de la Propiedad, que sitúa en un 19,9% el descenso medio de los concursos de acreedores declarados en España de julio a septiembre, en línea con la tendencia de los dos últimos años, con un total de 692 empresas inmersas en estos procesos.

En la Comunitat ese retroceso fue muy superior, del 46,2% respecto al mismo periodo de 2015, con 77 concursos de acreedores declarados en el tercer trimestre. Sólo Baleares registró una caída mayor, del 75,7%, aunque la valenciana aparece en cuarto puesto entre las autonomías con más empresas concursadas.

Antonia Magdaleno, administradora en concursos destacados como los de la mayor promotora inmobiliaria de España, Martinsa, así como los de Viajes Marsans, Llanera, Urazca, Supermercados Madrid o el Grupo Industrial Hierros Sopena, se refirió ayer al notable descenso registrado en el número de concursos declarados como «algo muy positivo», a su juicio más significativo que el hecho de que el volumen global de procesos siga siendo alto y que, además, «se nota» también en la tipología de estos procesos.

«Grandes empresas ya no caen, las que caen ahora son pequeñas, que han estado aguantando todo este tiempo y han llegado al final tan agotadas que no ha podido ser», explicó ayer a LAS PROVINCIAS.

Magdaleno, socia-directora del despacho que lleva su nombre, valoró la evolución registrada en el último trimestre como un síntoma de la recuperación económica y apuntó que «esta tendencia se está notando desde hace meses y es una buena noticia porque significa que la crisis parece que ha dejado de destruir empresas y, al mismo tiempo, se están creando nuevas».

En el tercer trimestre, en la Comunitat se constituyeron 2.320 firmas, lo que implica un aumento del 2,9% y la sitúa en cuarto lugar tras Cataluña (5.252), Madrid (3.944) y Andalucía (3.815), frente a las 447 que desaparecieron en ese periodo. Así, el número de extinción de firmas bajó un 11%, casi el triple que en España (-4,3%) y sólo superada por Extremadura (-20%), Aragón/Navarra (-13,9%) y País Vasco (-13%).

Además, cabe resaltar que en el trimestre anterior el número de defunciones mercantiles no disminuía, crecía, un 8,6% en la Comunitat y un 10,6% de media en España.

De los 77 concursos de acreedores declarados de julio a septiembre en la Comunitat, la inmensa mayoría corresponden a sociedades limitadas, todos salvo ocho relativos a sociedades anónimas y uno más en el que se vio inmerso otro tipo de mercantil. Por provincias, 50 procesos fueron registrados en juzgados de Valencia, que también copa la mayor parte tanto de las empresas creadas (1.082) como de las extinguidas (288) durante el tercer trimestre. Le siguió, en volumen, la provincia de Alicante, con 16 concursos en ese periodo, 999 sociedades constituidas y otras 109 mercantiles extinguidas, y cierra la lista Castellón, con once concursos, 239 empresas creadas y 50 desaparecidas.

Lejos de máximos históricos

De julio a septiembre se constituyeron en toda España más de 22.000 empresas, con un incremento del 11,7% sobre el mismo trimestre de 2015. Desde el Colegio de Registradores indican que estos datos confirman el incesante ritmo alcista de los últimos trimestres, aunque están «todavía muy lejos de los máximos históricos alcanzados en 2006».

En el tercer trimestre se contabilizaron 6.734 ampliaciones de capital, con un descenso del 1%. En esas operaciones se desembolsaron 5.056 millones de euros, un 24,4% menos que en el mismo período de 2015.