Las Provincias

«Queremos contribuir en el diseño de las políticas industriales de innovación»

El presidente de Redit, Fernando Saludes, en la sede de la organización. :: jesús signes
El presidente de Redit, Fernando Saludes, en la sede de la organización. :: jesús signes
  • Fernando Saludes, presidente de la Red de Institutos Tecnológicos, aspira a que la entidad se convierta en un interlocutor habitual para el Consell

El presidente de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat (Redit), Fernando Saludes, tiene claros sus retos para esta nueva etapa que se abre desde que tomó posesión del cargo el pasado mes de mayo: poner el foco en el esfuerzo de los once institutos que forman parte de la red y, de este modo, desterrar la mala imagen que salpicó a los centros tecnológicos a raíz de casos como los de Aido, juzgada por desvío de subvenciones. Además, uno de sus principales objetivos es que Redit sea considerado un agente más ante la Generalitat y pueda, así, contribuir al desarrollo de políticas industriales de innovación.

-¿Qué retos afrontan?

-A corto plazo, tenemos que conseguir dotación para financiar activos tanto tangibles como intangibles; que van desde el equipamiento de laboratorio hasta el 'know-how'. Eso se eliminó con la crisis y no puede seguir así porque si no, los institutos se quedan obsoletos. Aparte, pretendemos recuperar el presupuesto que se nos otorgaba antes, que en 2010 fueron 40 millones mientras este año han sido 25. En cuanto al medio plazo, estamos valorando volver a poner sobre la mesa una ley de institutos tecnológicos, cuyo objetivo es el reconocimiento de la figura de instituto tecnológico y, lo más importante, dar un paso cualitativo que garantice una financiación plurianual estable que nos saque del ciclo político.

-¿Y aparte de los objetivos relacionados con presupuestos?

-Aspiramos a ser un interlocutor acreditado y reconocido por todos los agentes. Queremos contribuir en el diseño de políticas industriales de innovación. Estamos en una posición privilegiada para poder realizar estudios que sirvan en ese sentido. Y luego, también está nuestro objetivo de coordinación entre los institutos.

-Los críticos dicen que la Agencia Valenciana de Innovación, lejos de coordinar, corre peligro de solapamiento con el Ivace...

-No, hemos estado en el Consell de Innovación y por lo que hemos percibido, pensamos que no va haber solapamiento. El sistema de innovación necesita un ente superior que no sea político y que coordine toda la actividad valenciana. En general, unos de los grandes retos es esa coordinación. El Ivace tiene funciones concretas de apoyo a la pyme y la agencia tendrá funciones adicionales.

-¿Cómo van a garantizar el buen uso de los fondos públicos para desvincularse de polémicas como la de Aido?

-La red trabaja con un control férreo por parte de las distintas administraciones. Ha habido casos concretos de mala gestión, que para nosotros son excepciones y no se deben generalizar. Los institutos son independientes, sin ánimo de lucro y sus consejos de administración están formados por las empresas, por lo que llevan un control muy potente. Hay proyectos que llevan auditorías internas a varios niveles, hasta el punto de realizarse seis por parte de distintas autoridades.

-¿Aspiran en algún momento a poder funcionar sin aportación pública?

-Los institutos podrían financiarse ellos mismos, pero perderían su esencia. Una sociedad que quiere apostar decididamente por la innovación debe contar una presencia importante de la administración pública. No podemos dejar la innovación en manos de la iniciativa privada, que no puede hacerse cargo de eso, ya que está centrada en sus cuentas de resultados y en su día a día. Es necesario, sí o sí, una aportación de recursos públicos para que el sistema de innovación funcione.

-¿Creen que se debería cambiar el modelo de subvenciones actual?

-De hecho, ese es uno de los retos que tenemos. Actualmente la financiación es casi 100% de los fondos Feder, que están muy bien pero vienen centrados en I+D de grandes proyectos europeos. De este modo, hay una gran cantidad de actividades se quedan sin cubrir. Lo ideal es que el Consell habilite una partida específica que nos permita depender menos de Europa. Hay toda una serie de actividades que no son propiamente de investigación, pero sí son necesarias para las empresas. Pensamos que para empezar estaría bien contar con 5 millones complementarios, más los 25 millones de Feder.

-¿Cómo ven la actuación del Consell en materia de innovación?

-Hay sensibilidad hacia la materia. Ahora viene la labor de ver cómo se puede dotar esa partida, porque hay restricciones muy fuertes de presupuesto. Por lo pronto, lo que vemos es que se han puesto al corriente de pagos, al adelantarse siete millones de euros. Está pendiente aún una parte de 2015 por una cuestión de procedimiento. Pero podemos decir que en hemos vuelto a una mayor normalidad.

-¿Qué ingresos y datos registra la Red de Institutos Tecnológicos?

-En 2015 (el último ejercicio del que disponemos información), Redit facturó 86,3 millones de euros. El 61% proviene de empresas y el 39% restante fueron fondos públicos, de los cuales, el 25% fueron autonómicos, un 11%, europeos, y nacionales un 3%. Cabe destacar que se registraron cerca de 800 proyectos de innovación.

-¿Y en cuanto a contratación?

-Contamos con una plantilla de 1.184 profesionales. Ya hemos tocado fondo y estamos empezando a generar puestos de trabajo. No obstante, preferimos no dar cifras de lo que no sabemos aún, en cuanto a las expectativas para el año que viene. Por otro lado, Redit cuenta con 12.800 clientes, lo que es muy significativo teniendo en cuenta que la Red de Centros Tecnológicos Fedit, que da servicios a toda España, cuenta con 17.000 clientes.