Las Provincias

:: LP
:: LP

Bibiano Martínez, capitán en la tormenta

  • Estrenó su cargo en los peores años de la crisis y ha sido el encargado de llevar la asimilación de la red y el equipo del Banco de Valencia

  • Bibiano Martínez Director territorial de Caixabank en la Comunitat y Murcia

valencia. La crisis financiera española ha servido para recomponer la estructura bancaria del país y, en este nuevo orden, La Caixa no sólo ha salido bien parada sino que ha sumado a su históricamente relevante posición la condición de banco, con la marca Caixabank, y un fortalecimiento de su estructura. En el caso valenciano, uno de los retos que le trajo este nuevo episodio de su trayectoria fue la asunción del Banco de Valencia, una referencia económica fundamental en el último siglo, que le tocó ejecutar sobre el terreno al director territorial de la entidad, Bibiano Martínez.

Nacido en Alicante en 1965 y licenciado en Económicas y Empresariales por la Universidad de Alicante, Martínez cuenta en su currículum académico con el máster en Sistema Fiscal Español de la Escuela de Economía de Alicante y es MBA Executive por el ICADE de Madrid.

Martínez fue nombrado director ejecutivo territorial de Valencia y Murcia en 2008, sustituyendo a Juan Odriozola, que dejó el cargo tras anunciar su jubilación y después de permanecer 16 años al frente de la dirección territorial, periodo en el que ha llevado a cabo la expansión y consolidación de la entidad en la Comunitat Valenciana y la Región de Murcia. Su antecesor ponía en sus manos una entidad que se había situado como la tercera de la Comunitat por volumen de negocio y la primera entre las foráneas de entonces.

Sin embargo, el horizonte que se abría venía marcado por incertidumbres que desembocaron en la mayor crisis financiera de la historia reciente y la mayor reordenación bancaria de los últimos 100 años. Aunque, a toro pasado, los que han vivido de cerca esta situación aseguran que afrontar aquellos años no era algo para lo que nadie pudo haber estudiado, también hay que destacar que Bibiano Martínez llegaba pertrechado con una amplia experiencia que trascendía al ámbito de las cajas de ahorro.

De hecho, su procedencia es bancaria, concretamente de Banesto, donde desempeñó hasta su paso a La Caixa el cargo de subdirector general y director territorial de la entidad en Cataluña y Baleares, después de haber ocupado diversos cargos de responsabilidad en distintas regiones entre 1995 y 2007. Anteriormente, había trabajado durante cuatro años en el Banco de Comercio, integrado en la actualidad en el Grupo BBVA.

De su periodo de gestión en la Comunitat, los datos del anuario del sector financiero que elabora el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) evidencian el fortalecimiento de la entidad. La foto fija está tomada a 31 de diciembre de 2014, Caixabank es la primera en número de oficinas con 443, aunque ha tenido que asumir un redimensionamiento.

De hecho, el pasado mes de septiembre se anunciaba que un total de 35 empleados de la Caixabank en la provincia de Valencia solicitaron acogerse al plan de salidas voluntarias pactado con los principales sindicatos en julio, con el fin de reducir el excedente de plantilla en 16 provincias. En el conjunto nacional, el número de trabajadores que han aceptado asciende a 431. Según CaixaBank, el excedente de plantilla en las regiones afectadas era de 1.119 personas. Valencia es la tercera con mayor número de voluntarios después de las provincias de Madrid y Sevilla.

Y es que el sector todavía está a expensas de nuevos ajustes, como advirtió el director general de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, en el foro 'Líderes con estrategia', organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en Valencia. El directivo afirmó que el negocio se sigue reduciendo, por lo que reconoció que el sector necesita continuar produciendo ajustes. Para el directivo, aunque puede empezar a haber oportunidades para la banca en el negocio inmobiliario en algunas zonas, todos los indicadores «dicen que estamos muy lejos» de que se vuelva a producir una nueva burbuja.