Las Provincias

«Si Alemania no formara parte del euro habría más solidaridad económica»

Joseph Stiglitz.
Joseph Stiglitz. / Mariscal (Efe)
  • Joseph Stiglitz , Premio Nobel de Economía

  • El economista hace responsable de la crisis a la moneda europea y tacha de "malísimas" las políticas de austeridad aplicadas en España

La voz del estadounidense Joseph Stiglitz es una de las más escuchadas y reconocidas en el mundo económico. Premio Nobel en 2011, economista jefe y vicepresidente senior del Banco Mundial y otrora asesor del gobierno de Bill Clinton, es actualmente catedrático de economía en la Universidad de Columbia. Y, además de todo eso, es un apasionado del proceso de integración europea. Sin embargo, considera que el euro fue un error por la forma en la que fue concebido. Así lo expone en el libro 'El euro. Cómo la moneda común amenaza el futuro de Europa' (Taurus) en el que critica que las políticas de la 'troika' para salvar la moneda sólo han beneficiado a los países ricos.

¿Por qué el euro puede ser una amenaza para Europa?

El euro ha contribuido a los malos resultados económicos de los países de la Eurozona. Ha creado las condiciones para que hubiera una crisis y ha hecho que cada país se endeudara en una divisa que ellos mismos no controlaban.

¿Los altos déficit y la elevada deuda que arrastran muchos de esos países son la causa, o más bien la consecuencia de la crisis?

Son más bien la consecuencia del euro. España tenía un superávit antes de la crisis. Por tanto, no puede decirse que el déficit sea la causa de aquella. Lo que pasa es que la recesión fue tan profunda que se vio exacerbada por la austeridad, lo que a su vez ha conducido al déficit.

Usted critica con dureza la política dominante de austeridad.

La austeridad nunca ha funcionado. No puede hacer que un país vuelva a tener prosperidad. El propio FMI sabe que la austeridad lleva a la contracción y, con ello, a una economía más débil. Países como Alemania, que tenían margen fiscal, deberían haber seguido una política más expansiva. El error de la Eurozona fue colocar toda la carga del ajuste sobre los países más pobres como España, Grecia o Portugal.

¿España puede permitirse hacer un ajuste de 15.000 millones para cumplir con el déficit de 2017?

Es repetir el mismo error. Si se llevaran a cabo esas políticas se ralentizaría su economía.

¿Sabe que en el Gobierno dicen que sí funcionan, y por eso España está creciendo al 3%?

Ese 3% hay que considerarlo como un mal resultado. Evidentemente es mejor que un 0%, pero cuando se ha pasado por una recesión larga la recuperación tiene que producirse con un altísimo nivel de crecimiento. En España habéis tenido una recesión muy profunda. Por tanto, una buena recuperación sería una tasa de crecimiento de más del doble que la actual. Toda recesión llega a su fin. Lo que pone a prueba si la política es buena o no depende de cuánto duró la crisis, cómo fue de profunda o cuánto sufrimiento tuvo asociada esa recesión. Y en ese sentido las políticas españolas recibirían una malísima calificación.

El paro en España sigue muy alto.

Un paro del 20% es una clara prueba de que estas políticas no están funcionando. E incluso una tasa tan grande aún enmascara que mucha gente se ha ido del país en busca de una oportunidad de trabajo.

 Banca pública. y también privada

¿La banca nacionalizada por la crisis debería privatizarse o mantenerse en el ámbito público?

Lo más importante es asegurarse de que los bancos sirven a los intereses de los ciudadanos. Que presten dinero a las pymes y apoyen el crecimiento económico sólido y no burbujas inmobiliarias. Lo que hemos visto en todo el mundo es que los bancos privados, sin una buena regulación, al final se involucran en actividades excesivamente arriesgadas. Creo que hacen falta tanto bancos públicos como privados. Y también hace falta regular ambos.

Usted es crítico con Alemania.

Alemania ve la economía de una manera diferente al resto del mundo. Los demás han entendido que la austeridad no funciona y no devuelve la salud económica a los países. Pero a Alemania eso no se le mete en la cabeza. Si ella y algunos otros países del norte de Europa no formaran parte del euro habría más solidaridad económica y mayor comprensión política. Pero mientras Alemania domine insistirá en políticas equivocadas y los otros países tendrán que aceptarlas.

¿Piensa que una solución sería que Alemania dejase el euro?

Si Alemania se saliera del euro el tipo de cambio para el resto de la Eurozona bajaría. La demanda de exportación de España y los demás países aumentaría y eso fortalecería sus economías, permitiéndoles devolver su deuda con más facilidad. Y Alemania, con su divisa doméstica también podría hacerlo.

¿Ahora mismo para España sería bueno o malo salir del euro?

(Risas). Creo que la mejor solución es reformar la Eurozona.

Temas