Las Provincias

Los hoteleros culpan al Consell de la caída de la rentabilidad por no frenar la oferta ilegal

Turistas en Valencia. :: irene marsilla
Turistas en Valencia. :: irene marsilla
  • El presidente de la patronal hotelera afirma que los datos de agosto «son un golpe de realidad» que tumba las buenas expectativas

El presidente de la Federación Hotelera de la Comunitat, Luis Martí, achaca la caída de la rentabilidad en el turismo valenciano al problema de la economía sumergida, protagonizada en el sector por los alojamientos ilegales. Un problema que, según contó a LAS PROVINCIAS, no se ha frenado por parte del Consell. «Es cierto que el tema de la rentabilidad es una preocupación del ejecutivo valenciano, pero otra cosa es que se hayan emprendido acciones para que eso cambie. O por lo menos, si lo ha hecho, todavía no hay resultados», declaró Martí a la luz de los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que sitúa en 82 euros el gasto diario por turista en el mes de agosto, un 3,6% menos que en 2015.

Estas cifras son un varapalo para el sector, que vio en junio la posibilidad de superar, al fin, su eterna asignatura pendiente al registrar un incremento del 12% de los beneficios. Sin embargo, ha quedado en un espejismo. «A principio de verano creíamos que se había invertido la tendencia y que el gasto por persona iba a incrementarse. Sin embargo, agosto es un golpe que nos vuelve a situar en la realidad de hace tres años», critica el dirigente de la patronal, quien lamenta la disparidad que existe entre el gasto en la Comunitat con respecto a la media nacional, situada en 116 euros diarios por cabeza. «Hay una diferencia de más de veinte euros por persona. Y no estamos hablando de compararnos con Madrid ni Barcelona, es la distancia con la media nacional», sentencia.

El tiempo que pasaron los turistas en la región avanzó un 3,1% en el mes de agosto, hasta los 12,3 días, las pernoctaciones también, con un 14,8% más al alcanzar un total de 14.404.519. No obstante, ninguno de esos indicadores tuvo su eco en la rentabilidad. ¿La causa? El incremento de los apartamentos ilegales, que no sólo quedan al margen del control fiscal, sino que tienen un efecto aún más pernicioso: los alojamientos que sí cumplen con la normativa tienden a bajar precios para poder competir con la oferta sumergida, según Martí.

«Muchos de esos turistas aparecen en la encuesta de Frontur pero no computan en el gasto turístico porque es economía sumergida. Más de un 25% es alojamiento ilegal y todo ello ha causado la baja del gasto turístico», denuncia.

Ante esta situación, la Agencia Valenciana de Turismo emprendió una campaña el verano del año pasado para inspeccionar este tipo de ofertas. En este mismo año, la Policía Autonómica detectó 388 irregularidades en toda la Comunitat. Sin embargo, el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, afirmó el pasado mes de septiembre que el intrusismo en los alojamientos compete al Ayuntamiento de la capital valenciana.

Por su parte, el consistorio inició en verano una campaña de concienciación a través de personas que informaban en la calle sobre la ilegalidad de estos apartamentos. También anunció en septiembre la creación de un cuerpo de inspectores para detectar fraudes.

Pese a todo ello, Luis Martí considera que la problemática, lejos de paliarse, se ha incrementado. «Si están adoptando medidas, ¿por qué los apartamentos ilegales crecen en lugar de bajar?», cuestiona. «No dudo de su buena voluntad ni de que estén haciendo algo, lo que cuestiono es que esté sirviendo de algo. Si no estamos corrigiendo la tendencia, hay que intensificar las actuaciones o cambiar de plan», sostiene.

Así, el representante de los hoteleros valencianos instó al equipo de Joan Ribó a seguir el ejemplo de Barcelona y cerrar los alojamientos que no cumplen la normativa. «¿Cuántos alojamientos ilegales se han cerrado aquí? Se debería tomar nota de Barcelona, que sí lo ha hecho», concluye.

Por último, los datos de gasto turístico del INE lanzan un balance positivo en cuanto al acumulado hasta agosto. Los turistas internacionales gastaron en la Comunitat durante los ocho primeros meses 5.218 millones de euros, un 10,9% más en relación al mismo periodo de 2015. Mientras, el gasto total -sin atender al gasto medio- en agosto fue de 1.178 millones, un 9,8% más.