Las Provincias

Puerto Mediterráneo entra en guerra con el Consell y le acusa de arbitrario

El president de la Generalitat, Ximo Puig, durante la reunión mantenida en AVE. :: D.TORRES
El president de la Generalitat, Ximo Puig, durante la reunión mantenida en AVE. :: D.TORRES
  • Boluda culpa al mestizaje del gobierno valenciano del portazo al proyecto, que preveía más de 6.000 puestos de trabajo en Paterna

valencia. El promotor de Puerto Mediterráneo, Intu Eurofund, tumbó ayer, punto por punto, las conclusiones del informe desfavorable de la conselleria de Medio Ambiente, que ha supuesto un portazo a 863 millones de euros en Paterna. La compañía, que aún no ha recibido ninguna notificación por parte del Consell, tacha de «arbitraria» y carente de rigor la memoria esgrimida por la Comisión de Evaluación Ambiental.

Desde que las conselleries de Medio Ambiente y de Economía -ambas lideradas por Compromís- dejaron claras sus reticencias respecto al proyecto, los impulsores han reivindicado los 47 informes favorables de organismos como el Ministerio de Fomento, la Generalitat y la Confederación Hidrográfica del Júcar en los cuatro años de tramitación. Cuatro años de trámites que la semana pasada fueron sentenciados por la memoria de la comisión, cuyo resultado fue negativo al considerar que presentaba deficiencias en el acceso por carretera, además de perjuicios medioambientales, entre otros.

Y, precisamente, a esos 47 informes favorables ecovó ayer Intu Eurofund en un extenso comunicado, donde contrargumentó la tesis de la memoria de manera desgranada. En concreto, el promotor se dedica a deslegitimar la comisión al acusarla de falta del «rigor mínimo necesario que debería tener un órgano colegiado de dicha naturaleza», además de señalar que fue contraria a los informes emitidos con anterioridad «por los órganos técnicos competentes en la materia».

En el primer punto del documento, referente a los accesos por carretera, la empresa sentencia una dura crítica contra la Administración: «Todo lo anterior evidencia un cambio absoluto por cuestiones de oportunidad y arbitrariedad, lo que conlleva a una clara desviación de poder y un absoluto desprecio de la seguridad jurídica y la confianza legítima de la Administración».

Asimismo, también tacha a la Generalitat de poco diligente por tardar casi un año en solicitar el expediente, además de haberlo solicitado para cuestiones sobre las que ya se habían pronunciado otras memorias favorables. «Tras recibirlo, se ha limitado a incorporarlo al expediente sin coordinación alguna ni consulta alguna complementaria», espeta en el comunicado.

Ante esta situación, Intu Eurofund anunció que esta semana va a presentar una propuesta con las aclaraciones a este tema que, según indica, afectan a cuestiones de simple actualización técnica. La finalidad es «garantizar la compatibilidad de las propuestas con el trazado de las futuras actuaciones previstas por el Ministerio de Fomento». Es decir, tratan de defender la viabilidad de los accesos, uno de los elementos más criticados por la comisión.

La compañía cuestiona cada uno de los escollos señalados por la conselleria de Medio Ambiente, entre los que están la ocupación de suelo no urbanizable, la contaminación acústica, la disponibilidad de recursos hídricos, etcétera. «Todos estos argumentos evidencian que se ha emitido una memoria ambiental desfavorable de manera arbitraria, sin justificación técnica y en contra de los informes técnicos existentes, siendo falso que, al contrario de lo que aduce la comisión, no existen argumentos sólidos para concluir que la actuación no promueva un desarrollo sostenible», concluye tras desgranar la memoria.

Una puerta abierta

El president de la Generalitat, Ximo Puig, dejó ayer la puerta abierta a Puerto Mediterráneo al considerar que el proyecto podría «reconsiderarse» si se hace «de otra manera», según declaró después de reunirse con la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE).

Por su parte, el presidente del lobby empresarial, Vicente Boluda, deslizó que el mestizaje entre PSPV y Compromís ha sido el culpable del portazo al macro centro comercial. «Rechazar de la noche a la mañana 6.000 puestos de trabajo me parece duro. Y así lo hemos hecho saber. Pero sabemos que la composción actual del gobierno valenciano es complicada», afirmó. Cabe recordar que los Compromís han sido siempre detractores acérrimos del proyecto, al alegar que el complejo de ocio derivaría perjuicios medioambientales.