Las Provincias

Alicante, punto de fricción laboral de la nueva entidad

Pese a que la unión de Bankia y BMN que plantea el Frob parece encajar de forma bastante ajustada, lo cierto es que los sindicatos reconocen una provincia de conflicto. Se trata de Alicante. Es aquí donde la herencia de las integrantes de ambas entidades muestra solapamientos que puede llevar a un ajuste de mayores efectos laborales que el que se pueden producir en otras zonas de España. Mientras que la venta de la CAM al Sabadell permitió a la entidad catalana mejorar ampliamente su implantación en Alicante y Murcia, en este caso Bancaja y Caja Murcia, situadas en cada una de las entidades nacionalizadas, chocan. Para los trabajadores afectados este sería el segundo gran ajuste que vivirían en la entidad, ya que Bankia tuvo que prescindir de un tercio de plantilla como consecuencia de las ayudas recibidas y otro tanto asumió BMN.