Las Provincias

Cierval fía a la Generalitat el pago de las nóminas tras ver bloqueadas sus cuentas

El expresidente de la CEC, José Roca, junto a Rafael Montero, ex secretario general. :: manuel molines
El expresidente de la CEC, José Roca, junto a Rafael Montero, ex secretario general. :: manuel molines
  • El embargo de la Agencia Tributaria tiene su origen en 170.000 euros que reclama el Servef a la patronal de Castellón por los cursos investigados

valencia. A la patronal autonómica Cierval se le acumulan los problemas. Al complicado reto de reinventarse mediante una fusión con la confederación de la provincia de Valencia (CEV) para evitar el concurso de acreedores, arrastrada por las deudas de las organizaciones de Alicante (Coepa) y de Castellón (CEC), se une ahora el bloqueo de sus cuentas por parte de la Agencia Tributaria, que le impedirá abonar en plazo las nóminas de septiembre a su escasa docena de trabajadores.

Según señalaron ayer a LAS PROVINCIAS fuentes de la organización, la clave para solventar el embargo de sus fondos y limitar a «unos días» el retraso en el pago de las nóminas es cobrar, cuanto antes, lo que les debe la Generalitat por las ayudas previstas en la Ley de Participación Institucional, que le otorga cerca de medio millón de euros al año, más dos millones para las provinciales.

Para Cierval, la solución al bloqueo de cuentas que conoció a mediados de semana pasa por la Generalitat que, curiosamente, aparece también en el origen del problema.

Según las mismas fuentes, los 170.000 euros que le exige la Agencia Tributaria parten de la reclamación de fondos del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Servef) a la CEC por acciones formativas que no justificó de forma adecuada y motivaron minoraciones de la liquidación de los ayudas que canaliza la patronal autonómica. Se trata de los cursos que investiga un juzgado de Nules, que procesó por irregularidades tanto a la patronal autonómica como a la de Castellón.

Desde Cierval señalaron a este periódico que la CEC -actualmente en preconcurso de acreedores- no devolvió los fondos que le pidió la Generalitat al liquidar esas ayudas, por los recibos rechazados por la Intervención, pero ahora es la patronal autonómica la llamada a rendir cuentas de ese incumplimiento.

«Se dirigen a la cúpula patronal por el requerimiento a la CEC, deniegan un aplazamiento y, a continuación, Hacienda bloquea esos 170.000 euros», explican desde la organización, que insiste en que «sí que se va a poder pagar la nómina de septiembre, aunque con unos días de retraso, depende de lo que tarde la administración en pagar» una cuantía que no supieron precisar.

Desde la Conselleria de Economía, sin concretar la deuda pendiente, achacaron la demora a que Cierval «hace 15 días no tenía certificado que estuviera al corriente con la administración o que hubiese acordado un aplazamiento de cuotas».