Las Provincias

Puerto Mediterráneo exhibe el apoyo sindical en la víspera del veredicto

Simulación del macrocentro comercial proyectado por Intu Eurofund en Paterna. :: lp
Simulación del macrocentro comercial proyectado por Intu Eurofund en Paterna. :: lp
  • La Comisión de Evaluación Ambiental de la Generalitat decidirá hoy si da el visto bueno al complejo comercial

El futuro del macrocentro comercial Puerto Mediterráneo, proyectado por el grupo Intu Eurofund en Paterna (Valencia), se decidirá hoy en la reunión de la Comisión de Evaluación Ambiental que debe pronunciarse sobre la esperada memoria ambiental del proyecto, declarado Actuación Territorial Estratégica (ATE) por el anterior Consell en 2013. Según distintas fuentes consultadas por LAS PROVINCIAS, todo apunta a que se confirmarán los peores pronósticos de los promotores del complejo y no obtendrán el visto bueno de la Generalitat en materia ambiental.

En la víspera de conocer ese dictamen, desde Intu Eurofund anunciaron la firma de un acuerdo con CC OO para colaborar en materia de generación de empleo, formación de los trabajadores e inserción laboral en todos sus proyectos en España. Según el convenio suscrito ayer en la sede central del sindicato por Salvador Arenere, consejero de Intu Eurofund, y los secretarios generales de la Federación de Servicios de CC OO, José María Martínez López, y de Construcción y Servicios, Vicente Sánchez Jiménez, ese convenio se aplicará tanto en Puerto Venecia, el centro que la compañía gestiona en Zaragoza, como en los proyectos futuros de Málaga, Paterna, Vigo y Palma de Mallorca. Su previsión es desarrollar convenios específicos que, dentro de ese marco global, se adapten a las particularidades de cada uno de los complejos.

En un comunicado conjunto, Intu Eurofund y CC OO refrendaron su apuesta por un «modelo comercial equilibrado, que revitalice el turismo en los municipios donde se desarrollarán los nuevos proyectos y genere empleo directo e indirecto, fomentando además el consumo responsable y siendo compatible con el pequeño comercio local». Además de crear una comisión de seguimiento, desde la empresa pondrán a disposición del sindicato un local para llevar a cabo las acciones acordadas.

En ese mismo escrito, los promotores de Puerto Mediterráneo subrayaron que el acuerdo con CC OO se suma al respaldo de diferentes federaciones sindicales regionales y citaron, en concreto, el acuerdo firmado con UGT-PV en materia de seguridad y salud en el trabajo, formación y contratación laboral.

Así, desde Intu Eurofund reivindicaron el respaldo de los dos sindicatos mayoritarios, horas antes de conocer un dictamen que llega medio año después de que los técnicos de la Dirección General de Medio Natural y Evaluación Ambiental comenzasen a analizar, desde ese punto de vista, el expediente de la ATE que les habían remitido desde la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio.

Cabe recordar que los impulsores del proyecto inicialmente situaron en 2015 el comienzo de las obras. A pesar de los cerca de 40 informes favorables de organismos como el Ministerio de Fomento, la Generalitat y la Confederación Hidrográfica del Júcar que reivindicaban sus representantes, tras el cambio de gobierno el proyecto pronto se convirtió en paradigma del modelo que rechazan los dirigentes de Compromís.

El complejo, de 300.000 metros cuadrados y que promete 863 millones de inversión privada, unos 5.900 empleos y más de 20 millones de visitas anuales, recibió múltiples críticas por parte de los nuevos responsables públicos, hasta el punto de ser tildado de «pelotazo con amiguitos» por el conseller de Economía, Rafael Climent. También fue motivo de discordia entre la vicepresidenta Mónica Oltra, que lo tildó de «barbaridad, insostenible e inviable», y el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, que le replicó que mandaría a su despacho a los vecinos que fueran a pedirle un trabajo. Fue entonces, a finales de septiembre, cuando Ximo Puig zanjó la polémica y garantizó que su gobierno hará «lo que le toca», al margen de que les «guste más o menos».

La tardanza para resolver esta ATE -figura creada precisamente para agilizar trámites- despertó recelos tanto en el sector privado como entre dirigentes socialistas y, durante meses, se repitió que faltaba un informe de la Conselleria que dirige María José Salvador y, de ahí, pasaría a la comisión liderada por el secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro, que hoy finalmente se pronunciará sobre la memoria ambiental del proyecto.

Nuevos informes

En los últimos meses, los técnicos de Medio Ambiente solicitaron nuevos datos a Infraestructuras, a la CHJ y a los promotores del complejo, que aseguran haber «subsanado todo lo que se pedía». En verano llegaron también dos informes desfavorables de Fomento y Obras Públicas, relativos a un plan de accesos que la empresa asegura estar dispuesta a enmendar. Sus responsables declinaron ayer pronunciarse sobre la crucial cita de hoy, en la que Puerto Mediterráneo salvará su principal escollo o volverá a la casilla de salida.

Temas