Las Provincias

La Abogacía obliga al Consell a regular las gasolineras 'low cost' con mayor transparencia

  • La conselleria trasladó su intención de hacerlo por medio de una 'instrucción', sin embargo, la abogacía ha tenido que advertirle que ha de hacerlo por medio de un 'decreto'

La Abogacía de la Generalitat, encargada de velar porque las decisiones admisnitrativas se ajusten a Derecho, ha vuelto ha dejar huella en una decisión de la Conselleria de Economía. Si el pasado mes de abril impedía al equipo de Rafael Climent restringir la libertad horaria en la Comunitat, al considerar que no se había dado audiencia a todas las partes interesadas en el asunto, ahora le ha correspondido corregir una intención antes de que se consumara.

Concretamente, la conselleria trasladó su intención de regular la presencia de personal en las llamadas gasolinera de autoservicio o 'low cost' por medio de una 'instrucción'. Sin embargo, la abogacía ha tenido que advertirle que ha de hacerlo por medio de un 'decreto'. La diferencia tiene pocos efectos en cuanto a velocidad del procedimiento, según fuentes de Economía, aunque sí lo tiene desde el punto de vista de la gerarquía legislativa y, especialmente, en materia de transparencia.

Así, un decreto se define como una norma de rango inferior a la ley, pero que recoge una decisión del Consell y que puede hace pública tras el encuentro del pleno, además de publicarse necesariamente en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV). Por contra, una instrucción se utiliza de forma complementaria a las disposiciones normativas que ya existen y, habitualmente, su objeto es clarificar algún punto de la norma a la cual se refieren. Además, una de las diferencias fundamentales es que no siempre se publican en los diarios oficiales, según advierten fuentes jurídicas.