Las Provincias

UGT pide que parte de los beneficios de las empresas vaya a los salarios

El president de la Generalitat, Ximo Puig, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez (d), y el secretario General de UGT PV, Ismael Saez (i), durante la inauguración de la Escuela Sindical de UGT-País Valenciano, que analiza la "Financiación autonómica y el diálogo social".
El president de la Generalitat, Ximo Puig, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez (d), y el secretario General de UGT PV, Ismael Saez (i), durante la inauguración de la Escuela Sindical de UGT-País Valenciano, que analiza la "Financiación autonómica y el diálogo social". / EFE
  • El secretario general de UGT anuncia en Valencia que quiere abordar con la patronal «una negociación que lleve nítidamente a un aumento de los salarios y una mejora del poder adquisitivo» de los trabajadores

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha asegurado hoy que un acuerdo con la patronal sobre la negociación colectiva a nivel estatal pasa por "repartir los beneficios que se generan en las empresas y que una parte de esos beneficios vayan a los salarios".

Así lo ha planteado Álvarez en declaraciones a los periodistas antes de inaugurar la Escuela Sindical de UGT-PV, donde ha asegurado que quieren abordar con la patronal "una negociación que lleve nítidamente a un aumento de los salarios y una mejora del poder adquisitivo" de los trabajadores.

"Eso pondrá la máquina de la recuperación en marcha", ha destacado Álvarez, para quien el empleo en España mejorará "en la medida en que mejoren los salarios y haya más poder de compra", por lo que la subida salarial es "el instrumento más poderoso que tenemos para poder mejorar el empleo".

El dirigente sindical ha denunciado que durante años ha habido "un retroceso salarial global porque aunque los convenios aumenten los salarios, las empresas de servicios integrales, cogiendo parte de ese trabajo, se encargan de rebajar la media de los salarios en nuestro país".

Otra de las cuestiones que considera necesario abordar UGT es "el problema de la recaudación fiscal global del país", pues, a juicio de Álvarez, "España invierte muy poco desde el punto de vista de la mejora de la recaudación o de la lucha contra el fraude".

Ha destacado que el fraude fiscal en España se sitúa en torno al 20 o 25 %, frente a países como Alemania donde no llega al 12 %, algo que, en su opinión, "tiene una relación directa con el número de trabajadores de la Agencia Tributaria", por lo que cree necesario hacer "un gran esfuerzo" en ese sentido.

También es necesario, para el secretario general de UGT, "decirle a los que cada día ganan más que tienen que pagar" ya que, según ha dicho, "muchos de ellos no pagan nada".

Por su parte, el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, ha destacado que la Escuela Sindical que arranca hoy en Valencia abordará dos cuestiones de "enorme actualidad" como son la financiación autonómica de la Comunitat Valenciana y el diálogo social.

Ha defendido que la financiación es "absolutamente relevante para el progreso, el empleo y la calidad de vida de los valencianos" y ha denunciado la infrafinanciación "absolutamente injustificada" que padece la Comunitat Valenciana y que afecta al desarrollo de la sociedad.

Sáez también ha valorado el diálogo social que está practicando el Consell y que, a su juicio, busca convertir a los sindicatos y la patronal "no en legisladores" pero sí "en una parte importante" para configurar "ese deseado cambio de modelo productivo y de políticas sociales".

Ha asegurado que en este ámbito la reivindicación por parte de UGT "es constante", pero ha señalado que muchas de las medidas que se contemplan en la negociación o que se pretenden llevar a cabo tienen que ver con la falta de financiación de recursos de la Comunitat Valenciana.