Las Provincias

El motor vuelve a tirar de la exportación valenciana, pese a los ajustes de Ford

  • La automoción acapara el 28,3% de todo lo que la Comunitat vende al exterior y registra la mayor subida de todos los sectores desde enero

La automoción sigue siendo el asidero de los grandes datos de exportación valenciana. A pesar de que los resultados del mes de julio han dejado una caída de 16,7% respecto al mes de julio de 2015, el balance desde principios de año indica un aumento del 17,5%, hasta los 4.996,4 millones de euros. Con este montante, el 28,3% del valor de todo lo que exporta la Comunitat tiene que ver con este sector.

De hecho, 4.102,5 millones de euros vienen sólo del envío al exterior de automóviles y motos (el 23,2% del total exportado), mientras que la alimentación suma un 18,4% (3.244 millones) y las semimanufacturas no químicas, que incluyen al azulejo, son un 14% del total (2.467,8 millones).

Este crecimiento se ha producido a pesar de que el Puerto de Valencia es, junto al de Sagunto, el punto de embarque de la producción de Ford y que este verano ha estado trabajando con una notable falta de personal de estiba al no cubrirse las vacaciones de verano como consecuencia de la tensión generada en la negociación del nuevo convenio colectivo de esta actividad.

Por otra parte, hay que tener en cuenta para la segunda mitad del año que antes del verano Ford Motor Company reconoció que había sido demasiado optimista en sus previsiones y ha programado un recorte de producción, con el correspondiente ajuste de producción y horas de trabajo, que tendría que compensar en 2017.

En líneas generales, las exportaciones de la Comunitat han aumentado un 5,1% entre enero y julio de este año, hasta alcanzar los 17.677 millones de euros. Las importaciones también se han incrementado un 2,5%, con un volumen total de 14.267 millones, con lo que el saldo comercial es positivo en 3.410 millones, el 17,6 % más que en el mismo periodo de 2015, según el informe mensual de Comercio Exterior del Ministerio de Economía y Competitividad.

Por provincias, Valencia ha aumentado sus ventas al exterior un 8,4% hasta los 10.682 millones, y Castellón lo ha hecho un 4,9% hasta los 3.900 millones, mientras que Alicante ha bajado un 4,5% hasta los 3.094 millones. En cuanto a importaciones, Valencia ha crecido un 4,3% hasta los 9.774 millones y Alicante se ha mantenido en 2.357 millones, si bien Castellón ha disminuido sus compras del exterior un 2,5 % hasta los 2.135 millones.

Segunda exportadora

La Comunitat Valenciana es la segunda autonomía exportadora tras Cataluña en el periodo de los siete primeros meses del año. La Unión Europea, que acapara el 65 % de la ventas de la Comunitat Valenciana, ha sido el destino de 11.484 millones, el 12,4 % más, si bien las exportaciones valencianas han bajado en América, Asia y África. El informe refleja también los datos del mes de julio, en que las exportaciones de la Comunitat bajaron un 14,4 %, y las importaciones lo hicieron un 11,2%.

Precisamente, las compras al exterior reflejan la interconexión de los centros productivos valencianos y sus proveedores internacionales. El ejemplo más claro lo da la automoción, que también es la que importa por una mayor valor (2.882,1 millones), pero esta vez son los componentes los que llevan la voz cantante con 1.726,3 millones (un 12,1% de las compras), frente la importación de vehículos que suma 1.158,8 millones (un 12,1% de todo lo que se importa en territorio valenciano), tras un aumento entre enero y julio del 24,3%.