Las Provincias

Porcelanosa eleva un 71% su beneficio y un 9% las ventas por el tirón de la exportación

 El Commodore Criterion, rehabilitado por Norman Foster, sede de la empresa en Nueva York. :: lp
El Commodore Criterion, rehabilitado por Norman Foster, sede de la empresa en Nueva York. :: lp
  • La principal empresa del grupo cerámico ganó 35 millones en 2015 y centró su crecimiento en la Unión Europea, México y Estados Unidos

Porcelanosa S.A., la principal sociedad del grupo cerámico y de equipamiento de hogar castellonense, cerró 2015 con una cifra de negocio de 170,14 millones -169,38 por ventas y 0,76 por prestación de servicios-, un 8,7% superior a la de un año antes, y disparó un 71% su beneficio, hasta los 35 millones, según las cuentas individuales depositadas en el registro.

Desde la empresa indicaron el miércoles a LAS PROVINCIAS que el incremento de las ventas y del beneficio se debe al crecimiento registrado en el exterior, principalmente en los mercados de la Unión Europea, en Estados Unidos y en México.

De hecho, el informe de gestión del año 2015 recoge que el mercado nacional aportó 45,1 millones de euros, frente a los 45,4 de 2014, mientras que los internacionales aglutinaron los 125,04 millones restantes, con un notable crecimiento respecto a los 111,11 millones del ejercicio anterior que compensó el estancamiento del mercado doméstico.

En la actualidad, la Unión Europea representa más del 50% de las exportaciones de Porcelanosa, con Reino Unido, Francia, Italia, Alemania y Países Bajos como principales destinos de sus productos cerámicos, y es la responsable del buen comportamiento de los resultados de la firma, junto con las cifras que obtuvo en EE UU y México, en el ejercicio en el que el grupo fundado por José Soriano y los hermanos Manuel y Héctor Colonques inauguró su tienda insignia en la exclusiva Quinta Avenida de Nueva York.

La empresa, con un 55,56% controlado por la familia Soriano y sendas participaciones del 16,76% en poder de los Colonques, tiene previsto destinar 4,5 millones de los 35 que ganó a cierre de 2015 a repartir dividendos entre sus accionistas y el resto, a reservas, en concreto 1,6 millones a reservas de capitalización y los otros 28,9 a voluntarias.

En 2015, obtuvo un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 48,7 millones, frente a los 40,3 millones del ejercicio anterior, mientras que su activo total decreció un 2,89% respecto a 2014 y el activo no corriente se incrementó un 4,02%. Esta reducción del activo contrasta con el crecimiento del patrimonio neto, que aumentó un 11,15% y alcanzó los 309,6 millones de euros. Así, el endeudamiento de Porcelanosa se redujo un 42,28% en 2015.

Al cierre del ejercicio, su plantilla era de 765 personas, cuatro menos que en 2014, en concreto 757 hombres y ocho mujeres. Del total, 617 son oficiales, 52 jefes, cuatro titulados superiores, cuatro altos directivos y 88 ocupan otros puestos.

Desde Porcelanosa, que no presenta cuentas anuales consolidadas con el resto de sociedades industriales y filiales comerciales e inmobiliarias que controlan las dos familias fundadoras, avanzaron a principios de este año que el grupo había elevado un 12% su facturación conjunta en 2015 también gracias al tirón de las exportaciones, hasta rebasar los 800 millones de euros. Con Reino Unido y Estados Unidos como sus principales mercados y esa positiva evolución a sus espaldas, la firma afrontaba el presente ejercicio con buenas perspectivas.

Diversificación

Dentro de su política de diversificación geográfica, Porcelanosa ha sumado a mercados tradicionales como Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Países Bajos, Estados Unidos o México, otros destinos como Nigeria, Sudáfrica o la India, que ya aparecen como países destacados en la hoja de ruta de la mercantil.

Según los planes apuntados por su consejera delegada, María José Soriano, en la inauguración de la última Muestra de Arquitectura Global de Porcelanosa Grupo, Estados Unidos seguirá concentrando buena parte del esfuerzo inversor de la firma, con el objetivo de abrir nuevos establecimientos en las áreas metropolitanas de las grandes ciudades norteamericanas, aunque sin descuidar la UE ni el mercado nacional, donde preveía crecer un 10% frente al 5% del año pasado.