Las Provincias

El grupo Boluda reorganiza su cúpula en pleno proceso de crecimiento

Embarcación amarrada a una termina gestionada por Boluda Corporación Marítima. :: LP
Embarcación amarrada a una termina gestionada por Boluda Corporación Marítima. :: LP
  • La firma pone a Joaquín Lozano al frente de la división de remolcadores y de la de suministros, quedando la naviera para Alfonso Serrat

La compañía Boluda Corporación Marítima ha reordenado su estructura de poder con la designación de Joaquín Lozano como presidente de Boluda Towage and Salvage, sucediendo a Juan González, que falleció el pasado mes de agosto. Con este movimiento, el directivo pasa a llevar las riendas de la división de servicio de remolque en puerto, altura y salvamento marítimo, además de la de Boluda Tankers, que engloba los servicios de suministro y transporte de combustible, y que ya ejercía.

Sigue al frente de la tercera división del grupo Alfonso Serrat, que preside Boluda Lines que incluye su actividad naviera, consignataria, transporte terrestre, logística, gestión de terminales portuarias, transitaria y almacenamiento. De hecho, en su negocio transitario, que se vertebra por medio de Boluda Cargo Int'l, ha cambiado de dirección y está desde principios de mes a las órdenes de Eva García Bosch.

Fuentes conocedoras del proceso señalan que, pese a deberse la nueva asunción de responsabilidades de Lozano a un hecho luctuoso y no a los resultados del trabajo de su antecesor, se prevé que el nuevo presidente imprima su huella. En todo caso, hasta ahora ha formado parte de los consejos de administración de todas las sociedades de Boluda en América.

De igual modo, es presidente de Amasur, que presta sus servicios principalmente en las instalaciones portuarias de Huelva y Santa Cruz de Tenerife.

La trayectoria de Joaquín Lozano ha estado ligada desde sus comienzos al mundo del remolque y ha marchado pareja a la expansión internacional de Boluda Corporación Marítima. En 1980 se incorporó a Compañía Ibérica de Remolcadores del Estrecho, S.A., con actividad en los puertos de Algeciras, Huelva, Cádiz, Sevilla, Santa Cruz de Tenerife, Ceuta y Gibraltar. En 1985 se funda Ciresa Bunker, S.A., dedicada al suministro de combustible a flote, donde asumió también responsabilidades financieras y operativas.

Desde 1993, cuando Boluda adquirió la totalidad del capital de Ciresa, Lozano se integró en el entonces denominado Grupo Boluda, donde asumió la dirección general de Ciresa y Ciresa Bunker, encomendándosele en 1995 la dirección de la División de Remolque.

Expansión americana

Conducido por Lozano, Boluda comienó su expansión en América, un movimiento que coincide con el crecimiento del negocio de remolcadores en España, que hace que la dimensión de Boluda alcance tal volumen que Joaquín Lozano deba centrar su actividad en América, delegando progresivamente sus cometidos de remolque en España pero manteniendo las responsabilidades en el negocio del suministro de combustible.

Lozano impulsó igualmente una nueva actividad en Boluda, centrada en el Amarre Portuario y los Servicios Auxiliares de Puerto, con la adquisición de la compañía Amasur. Ahora estará bajo la responsabilidad de Joaquín Lozano la gestión del remolque de Boluda Corporación Marítima en España, Francia, África y América con una flota que suma más de 250 remolcadores.

La de los remolcadores es la actividad clásica de la compañía, y Boluda es una de las firmas más relevantes del sector con capital español y una de las fundamentales en el ámbito internacional. Sin embargo, se está produciendo un significativo avance en su actividad de gestión de terminales.

De hecho, el pasado mes de julio, el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Sevilla adjudicó la explotación por 30 años de la terminal de contenedores de la dársena del Batán a través de Terminal Marítima del Guadalquivir, una sociedad compuesta por Boluda en un 75% y por el grupo alemán OPDR en un 25%.

Desde los años ochenta Boluda ha explotado los muelles de la capital andaluza junto a la compañía madrileña Contenemar y la menorquina Metramar, si bien entonces solamente controlaban una parte cuatro veces menor que la que van a controlar a partir de enero de 2017, fecha en la que se espera que se ponga en marcha la nueva concesión, en la que se incluye la terminal ferroviaria del Muelle del Centenario.

La alianza de la empresa que preside Vicente Boluda con la compañía germana abre un amplio abanico de oportunidades que se resume más allá de operar en el puerto hispalense. OPDR es filial de CMA-CGM, la tercera multinacional marítima del mundo. La firma, de origen francés, lidera el mercado Atlántico; gestiona el puerto de Tánger, conocido como «la puerta de Europa», así como el de Casablanca o el de Hamburgo, ciudad en la que la naviera tiene su sede. De este modo, la corporación valenciana crea un vínculo con una de las empresas más pujantes del sector, ya que la compañía francesa también es la más predominante en cuanto al tráfico de contenedores en el eje Canarias-Sevilla-Madrid.