Las Provincias

La constructora de la familia Batalla eleva la cifra de negocio a 74,6 millones

Valencia. La empresa Becsa, filial del área de construcción del grupo castellonense Obinesa, fundado por Luis Batalla, ha alcanzado una cifra de negocio de 74,6 millones de euros en 2015, incrementando su actividad en un 10,75%. Respecto a los beneficios, la empresa ha logrado 413.686 euros, lo que significa una caída del 45,9% respecto al año anterior. Aunque la propia actividad le permitió obtener una beneficios de explotación del 902.285 euros, los elevados gastos financieros que asume le han obligado a descontar 250.892 euros.

La actividad constructora e inmobiliaria de la familia Batalla, de la que Lubasa era su buque insignia, fue una de las más relevantes en los años 90 y en la primera década del siglo en la Comunitat Valenciana. Tras una profunda reestructuración de su grupo empresarial, la familia Batalla hace pender de la compañía matriz, Obinesa, sus cuatro líneas de negocio fundamentales. Además de Becsa, que ha heredado en su porfolio los trabajos de construcción de la antigua Lubasa; dispone de una red de concesionarios automovilísticos multimarca; la azulejera Saloni, que está presenta en un centenar de países y dispone de una red de tiendas propias en España, Portugal, Francia e Inglaterra.

Por último, también cuenta con la marca Origen, denominación común con la que operan los diferentes negocios del área de materiales de construcción del grupo. Esta actividad se remonta a hace 40 años e incluye la gestión de residuos de la construcción y demoliciones.