Las Provincias

La Coordinadora de estibadores asegura que reaccionará contra del libre acceso al sector

  • Para la organización, se está ante un cuestionamiento del modelo de estiba español

Valencia. El máximo responsable de la Coordinadora Estatal de los Estibadores Portuarios, Antolín Goya, ha asegurado que su organización «reaccionará ante una medida unilateral, que no haya sido consensuada, de cualquier empresa o del gobierno». Responde así a la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, que aseguró en un respuesta al Parlamento Europeo que las empresas podrán ignorar los límites que impone la legislación española de puertos para la práctica de la estiba por empresas y trabajadores. La razón está en que hace casi dos años que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenció en contra de la ley y la falta de gobierno ha impedido aprobar una norma que democratice el acceso a la actividad.

La organización que representa al 80% de estos trabajadores del sector en España asegura en un comunicado que están «dispuestos a negociar» pero no aceptarán «situaciones de hecho». Para la organización, se está ante un cuestionamiento del modelo de estiba español. «Europa dice que este sistema nuestro impone restricciones a la libertad de establecimiento cuando establece la obligación de las empresas estibadoras a formar parte como socios de las Sociedades Anónimas de Estibadores Portuarios (SAGEP) y que eso es contrario al derecho de la Unión Europea», reconoce Goya.

Sin embargo, el coordinador de la organización sindical asegura que «nada establece la sentencia, ni la contestación de la comisaria, sobre la relación laboral de los estibadores con las empresas de las sociedades de estiba, ni de las lógicas obligaciones laborales de las estibadoras con nosotros, como trabajadores por cuenta ajena con relación laboral especial que nos vincula con el conjunto de las empresas que operan en cada puerto».

Para Goya, hay quien interpreta «que se ve afectado el contrato de trabajo de los estibadores y alienta el despido o la no contratación de los trabajadores», por el derecho de las empresas de salirse de las sociedades de estiba, «sin embargo, olvida la obligación de subrogación de las obligaciones laborales con los estibadores».