Las Provincias

Cada valenciano carga con una deuda de 29.524 euros públicos

  • La Comunitat es la región que más ha visto crecer sus obligaciones, hasta alcanzar el 41,7% del PIB autonómico, el mayor incremento de España

Solamente unos tipos de interés al 0%, e incluso en negativo, pueden explicar que el conjunto de las administraciones públicas asuma una deuda que, con el paso de los meses, se hace cada vez más grande. El capital que debe España a los mercados ascendía en el segundo trimestre del año a los 1.106 billones de euros, un récord en todos los sentidos.

La Comunitat Valenciana fue en el segundo trimestre de este año la comunidad autónoma más endeuda en términos relativos al alcanzar el 41,7 por ciento de su PIB regional, seguida de Cataluña (35,9 %) y Castilla-La Mancha (35,8 %). Sin embargo, el orden cambia en términos absolutos, ya que la comunidad que más debe fue nuevamente Cataluña (74.757 millones), seguida por la Comunitat (43.164 millones) y Andalucía (32.551 millones).

Nunca antes en la historia el Estado y todos sus entes habían acumulado un nivel de compromisos financieros que sobrepasan por segundo trimestre consecutivo el conjunto de la riqueza nacional. La deuda pública representa el 100,5% del Producto Interior Bruto (PIB), una décima menos que en los tres primeros meses del año por el efecto estadístico del crecimiento económico experimentado hasta junio.

Pero se trata de una cuantía que supera todas las previsiones del Gobierno, cuyas expectativas pasaban por llegar al final del ejercicio con una deuda máxima estatal del 99,1% del PIB. Si el incumplimiento es sonoro en el caso del déficit -un 5,1% frente al 4,2% apalabrado para 2015-, también lo es en la deuda.

Para tener una mejor perspectiva de lo que suponen estas cifras, cada ciudadano asumiría una hipoteca de 20.774 euros en concepto de todo lo que el país se ha comprometido a pagar a sus acreedores a través de las subastas que el Tesoro realiza periódicamente. Este es el resultado de relacionar los más de 964.732 millones de euros que adeuda la Administración Central, sin incluir al resto de organismos públicos -básicamente, comunidades autónomas y ayuntamientos-, con toda la población, superior a 46 millones de personas.

Ese endeudamiento del Estado representa ocho de cada diez euros que los inversores exigen que se les devuelva en los plazos establecidos en las colocaciones de Letras, Bonos u Obligaciones. Se trata de un capital que ha vuelto a aumentar en el segundo trimestre en 10.543 millones con respecto al primero. Si se compara con el mismo periodo del año pasado, la subida es del 4,5%.

El Estado se contiene

La Administración Central ha contenido la inercia de aumentar sus compromisos frente a la media del 4,6% en que lo ha hecho el conjunto de los entes públicos. El repunte experimentado entre los meses de abril y junio se explica en parte por el desbocado comportamiento de las comunidades autónomas, cuyo endeudamiento se ha disparado un 9% en el último año, hasta alcanzar los 273.199 millones de euros. Este importe, que también es inédito, representa un 24,8% de su PIB conjunto.

Dependiendo de cuál sea el territorio, las cifras tanto de deuda bruta acumulada en estos años de crisis como del reparto per cápita difieren notablemente. A los casi 20.800 euros que cada español pagaría por lo que debe la administración central, habría que añadir la deuda de su comunidad. Las regiones del eje Mediterráneo siguen liderando el ránking de endeudamiento autonómico, con Cataluña al frente -casi 75.000 millones de euros-, y seguida por la Comunidad Valenciana -más de 43.000 millones-. Si se realiza la distribución entre cada uno de sus habitantes, cada catalán debería asumir más de 10.000 euros por persona; los valencianos, 8.750; y en Baleares, 7.590.

Se trata de los tres territorios con mayor endeudamiento per cápita frente a las regiones con menor riqueza económica, cuya deuda se amortigua entre sus habitantes. Así, en Canarias pagarían poco más de 3.171 euros por persona; en Extremadura, 3.700; y en Andalucía, 3.874.