Las Provincias

La industria cerámica, en riesgo al expirar las medidas antidumping sobre China

  • La patronal azulejera solicita a la UE que renueve las tasas fijadas en 2011 para garantizar que todos compiten en igualdad de condiciones

La industria cerámica también hizo saltar ayer las voces de alarma. En este caso, por China. La Comisión Europea anunció el martes el inicio de la revisión de las medidas antidumping sobre las importaciones de baldosas cerámicas chinas, que expiran este año.

Ante el riesgo de que el órgano comunitario no renueve las tasas arancelarias que fijó en 2011, la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer) lanzó un mensaje de advertencia: «Si no se renuevan los derechos antidumping por un nuevo periodo de cinco años, el empleo y la competitividad de la industria cerámica europea estarán en riesgo». Así se pronunció ayer la patronal, justo el mismo día en que dio a conocer que las exportaciones de este sector en España crecieron un 6,8% en los primeros seis meses de este año, al alcanzar un volumen de 1.349 millones de euros.

Según explican desde Ascer, la solicitud de revisión por expiración fue presentada el pasado mes de junio por la Federación Europea de Fabricantes de Baldosas Cerámica (CET), de la que Ascer forma parte.

CET representa al 90% de la industria de baldosas cerámicas de la Unión Europea, con fabricantes en 25 Estados miembros, genera unos ingresos de 10.000 millones de euros y emplea directamente a más de 60.000 trabajadores en Europa, además de crear paralelamente otros 150.000 puestos de trabajo indirectos, destacan desde el sector, que concentra gran parte de su actividad en la provincia de Castellón.

Desde Ascer recordaron que antes de que se implantaran las medidas antidumping en 2011, la industria cerámica de la unión sufrió un «perjuicio importante» como consecuencia de las prácticas «comerciales desleales» y las importaciones procedentes del país asiático. Y agregan que, «a pesar de que las medidas de 2011 han ayudado a la industria europea a recuperarse parcialmente, mantener empleos y renovar la tan necesaria inversión, su estado sigue siendo frágil».

La capacidad productora de China es abrumadora. Según Ascer, su excedente es cuatro veces superior a la totalidad del consumo de la Unión Europea. «Si gana más cuota de mercado y baja los precios, podría causar un irreparable daño a la frágil industria comunitaria. Por lo tanto, es esencial para la UE el justo establecimiento de la igualdad de condiciones», concluye.