Las Provincias

Un buque de la quebrada Hanjin inicia la descarga en el Puerto de Valencia

  • El barco Hanjin Spain procede a la desestiba de 2.683 contenedores mientras el Hanjin Bosal lleva dos semanas a la espera en alta mar

valencia. La naviera surcoreana Hanjin Shipping, que anunció su bancarrota hace dos semanas, autorizó ayer la descarga del buque Hanjin Spain en el Puerto de Valencia, según confirmaron a LAS PROVINCIAS fuentes de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV).

La compañía asiática comunicó sobre las dos del mediodía su intención de descargar en el recinto del Grao un total de 2.683 contenedores y, según lo previsto, la desestiba se inició a las ocho de la tarde en la terminal de Noatum.

Por otro lado, el buque Hanjin Bosal sigue en la zona de fondeo del Puerto de Valencia, pese a que la descarga estaba prevista para las dos de la madrugada de la noche del miércoles. El gigante surcoreano solicitó la entrada en el recinto del Grao, sin embargo, el barco no procedió a la desestiba. A diferencia de Hanjin Spain, Hanjin Bosal no es propiedad de la firma asiática, sino de un armador independiente subcontratado por la naviera. Ante el riesgo de que su buque fuera embargado por impago, el propietario dio orden de no atracar en la APV, según señalaron fuentes conocedoras del proceso.

El pasado martes, el presidente del grupo, Cho Yang-ho, decidió aportar de sus activos personales 40.000 millones de wones (31,8 millones de euros, 35,7 millones de dólares) para «solucionar el problema» de los 93 buques que han visto alteradas sus operaciones desde que Hanjin se declaró en quiebra y se puso bajo administración judicial, según indicó a Efe una portavoz de la empresa naval en Seúl.

Por otra parte, la junta directiva de Korean Air, la empresa matriz del conglomerado, aprobó el pasado sábado proporcionar los 60.000 millones de wones (47,7 millones de euros, 53,6 millones de dólares) restantes hasta cubrir las necesidades de la compañía en forma de préstamo. No obstante, la firma advirtió que la inyección de liquidez «probablemente llevará tiempo».