Las Provincias

La gran empresa constata que la Comunitat se acerca a los niveles de PIB anteriores a la crisis

Valencia. El Círculo de Empresarios, que reúne a los principales empresarios de Madrid, ha constatado en su 'Informe de las Comunidades Autónomas' que, tras una contracción de 12.624 millones de euros de producto interior bruto (PIB) durante la crisis, la Comunitat «recupera gradualmente sus máximos históricos de 2008». En un análisis sobre la evolución económica de las autonomías en los últimos 20 años, centrado en Andalucía, Cataluña, Comunitat Valenciana, Comunidad de Madrid y País Vasco, que, de forma agregada, suponen el 66% del PIB nacional, el 63% de la población española, el 64% del empleo y el 65% del paro.

Desde 1995, el PIB nominal de la Comunitat Valenciana se ha multiplicado por 2,4, según han resaltado la organización, que han agregado que la Comunitat es la autonomía más endeudada en porcentaje del PIB de las analizadas, por delante de Castilla-La Mancha y Cataluña, y su deuda pública creció 30,1 puntos de su PIB.

Así, la deuda ha aumentado un 1.418% desde 1995 hasta alcanzar 41.753 millones en 2015, lo que supone un 41,1% del PIB frente al 6,4 de 1995 y el 11,3% de 2007. En cuanto a la renta per cápita, el informe indica que en la Comunitat Valenciana se encuentra en 2.714 euros por debajo de la media nacional, si bien en los últimos 20 años se ha multiplicado por 1,87 y actualmente se sitúa «cercana a niveles pre-crisis», alrededor de 16.000 euros.

Respecto al peso de la Comunitat sobre PIB nacional, desde 1995 el peso de la economía valenciana ha aumentado un 2,2%, y hoy se encuentra un 3,7% por debajo de sus niveles anteriores a la crisis, y representa un 9,4% de la media.

Por sectores, en 2015 los servicios representaron el 66,3% del PIB de la Comunitat, frente al 64,3% de 1995, mientras que el 16,9% corresponde a la industria, un porcentaje menor que el de hace 20 años, que se situaba en 24,77%. Los impuestos ascendieron en 2015 a un 9,20% del PIB, frente al 8,45 de hace dos décadas, mientras que la construcción cayó del 7,4 al 5,7 % y la agricultura disminuyó del 3,59 al 1,9.