Las Provincias

Ford mantiene en cuarentena la factoría de Almussafes y no descarta más ajustes

El president de la Generalitat, Ximo Puig, conversa con Jesús Alonso, consejero delegado y nuevo presidente de Ford España. :: efe
El president de la Generalitat, Ximo Puig, conversa con Jesús Alonso, consejero delegado y nuevo presidente de Ford España. :: efe
  • La factoría, que celebra su 40 aniversario, estudiará la evolución de la planta de motores para ver «qué medidas» se deberán tomar

Las palabras pronunciadas ayer por el presidente de Ford España, Jesús Alonso, y por el director de fabricación, Dionisio Campos, revelan la situación de incertidumbre en la que se encuentra la factoría de Almussafes respecto al Expediente de Regulación Temporal (ERTE) anunciado en la planta de motores ante la caída de la producción. «No os puedo dar ningún detalle porque no hay ninguna decisión», sentenció ayer Alonso, tras participar en la primera comisión mixta Ford-Generalitat junto al president, Ximo Puig, y los consellers de Economía, Obras Públicas y Hacienda.

Así, la compañía del óvalo mantiene a la planta en cuarentena con el objetivo de valorar su evolución para, de este modo, determinar si se realizarán nuevos ajustes en la plantilla, según indicó Campos. «Tenemos en estudio los volúmenes futuros de la planta de motores y en función de eso, hablaremos con la representación social para ver qué más medidas tendríamos que tomar si hiciese falta», respondió el director de fabricación ante las preguntas de los periodistas.

Por otro lado, ayer se realizó una jornada industrial a cuenta de «un día de vacaciones futuro, consensuada en el convenio colectivo entre la empresa y representación social», según defendió el directivo Dionisio Campos. Esta jornada consiste en un parón total de la producción -en este caso en la sección de motores- que no afecta a los contratos ni a los salarios de los trabajadores y que responde a la reducción de la demanda.

«Es una medida de flexibilidad acordada con los sindicatos», argumentó Campos, quien añadió que esta decisión entra dentro de las contingencias que pueden darse en la factoría. «Está dentro de lo que tenemos como aplicación, no es que pase todos los días pero sí que pasa eventualmente», sentenció el director de la planta.

En un principio, la negociación del ERTE para determinar el número de trabajadores afectados -básicamente los dedicados a montaje de los cerca de 900 de motores- y la duración del ajuste -que podría incluir una veintena de jornadas de parada hasta final de año o enero- se desarrollará a lo largo de este mes. Sin embargo, Alonso afirmó que «no hay nada más en la mesa» respecto a esta situación, sobre la que no quiso descartar ninguna opción. Por lo que respecta a los sindicatos, desde UGT esperan que la dirección concrete en los próximos días todas estas cuestiones y consideran que el Expediente de Regulación de Empleo temporal es «un mal menor, frente a la opción de despidos».

40 aniversario

Las actividades con motivo del 40 aniversario de la planta en Almussafes centraron una parte importante de la reunión entre el jefe del Ejecutivo valenciano y el nuevo presidente de Ford en España -accedió al cargo el pasado 1 de agosto-. Según reveló el máximo representante de la firma, los eventos programados para la celebración están «en fase de preparación», aunque no adelantó más detalles. «Ford ha sido relevante en los últimos 40 años en la región y los será seguramente los próximos 40», dijo al término de la comisión.

Asimismo, Alonso calificó la cita fue «muy productiva» y señaló que no dio lugar a ningún tipo de reivindicación, pese a haber trasladado al jefe del Gobierno autonómico la necesidad de infraestructuras, tales como la conexión con el parque de Almussafes. Además, en su mensaje a los medios de comunicación, Alonso destacó la relación entre Ford y la Generalitat, a la que tachó de «histórica».

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, celebró los cuarenta años de Ford en la localidad valenciana y resaltó la aportación de la empresa de automóviles al PIB valenciano. «Esperamos que este 40 aniversario sea una palanca de crecimiento y continuidad. También queremos que sea una tarjeta de presentación para las nuevas inversiones internacionales que se pueden producir en la Comunitat», subrayó el president.

Según sostiene, los proyectos abordados ayer en la comisión responden a la «voluntad inequívoca y permanente de cooperación con esta industria tan fundamental para el parque industrial de Almussafes y toda la industria del automóvil» en la región.