Las Provincias

Más de 2,5 millones de furgonetas circulan con la ITV caducada

  • El 52,93% de los vehículos de transporte ligero existentes en España no acudieron a su inspección obligatoria en 2013

El 52,93% de los vehículos de transporte ligero existentes en España (furgonetas y furgones, pick-ups, comerciales ligeros y camiones chasis cabina) no acudieron a su inspección obligatoria en 2013, lo que supone que más de 2,5 millones de vehículos de este tipo circulan con la ITV caducada, según datos de AECA-ITV.

Además, AECA-ITV ha advertido de que muchos de estos vehículos tienen una antigüedad de más de diez años, a partir de los cuales deben ser inspeccionados dos veces al año.

En total, las estaciones de ITV realizaron 3,1 millones de inspecciones a furgonetas y demás vehículos de transporte ligero, un 5,36% más que en el año anterior, pero muchas menos de las 6,7 millones que deberían haberse realizado.

Por otro lado, el 22,6% de vehículos de este tipo que sí acudieron a las estaciones de ITV, no la superaron a la primera. Es decir, en términos absolutos, uno de cada cinco no estaba en condiciones de circular con las mínimas condiciones de seguridad por la vía pública.

Según el secretario general de AECA-ITV, Luis Rivas, la elevada antigüedad media de vehículos como las furgonetas puede explicar tanto el porcentaje de rechazo tras su paso por las estaciones de ITV, como el alto grado de furgonetas absentistas, "ya que evitan la inspección porque se les detectarán defectos graves que supondrán reparaciones importantes o, en muchos casos, tener que dar de baja el vehículo".

1,4 millones de defectos graves

Asimismo, al tratarse de vehículos que generalmente realizan transporte de mercancías al servicio de empresas, sus conductores habituales no suelen ser sus propietarios, por lo que Rivas incide en que estos últimos "sean conscientes de la importancia de la ITV en la detección de posibles problemas que serán reparados posteriormente en los talleres, y que ponen en riesgo la seguridad del vehículo, de los ciudadanos en general, y de sus propios empleados en particular".

En este sentido, a lo largo de 2013 se contabilizaron 1,4 millones de defectos graves en furgonetas y vehículos de transporte ligero, un 4,4% por encima de los encontrados en 2012. Los defectos que más crecieron con respecto a 2012 fueron los relativos a ejes, ruedas, neumáticos y suspensión (un 8,9% más), y los de la dirección del vehículo, que aumentaron un 8,7%.

En la misma, también detectaron 3,4 millones de defectos leves en furgonetas y vehículos de transporte ligero, un 11,1% más que en 2012. En este caso, los más comunes fueron los de alumbrado y señalización (35,3%), con mucha diferencia con respecto a los siguientes, relativos al motor y transmisión y los de acondicionamiento exterior, carrocería y chasis.