Las Provincias

Guindos recuerda a las empresas que quieran subir salarios que la inflación está baja

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos / Efe
  • El ministro de Economía insiste en que el año que viene entrará en vigor la reforma fiscal, con una bajada de impuestos que va a elevar la renta disponible de las familias

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos , ha recordado a las empresas que quieran subir los salarios que la inflación está muy baja y que el año que viene entrará en vigor la reforma fiscal, con una bajada de impuestos que va a elevar la renta disponible de las familias. Así lo ha señalado Guindos durante un coloquio organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Deloitte, donde ha dicho, sin embargo, que el Gobierno no es quien decide los salarios en España y respeta totalmente la autonomía de las empresas.

Aún así, también ha recordado que la moderación salarial que se ha aplicado durante estos años de crisis ha sido fundamental para recuperar parte de la competitividad perdida. Sobre la evolución de los precios, Guindos ha reconocido que se pueden mantener en negativo algunos meses, aunque se irán corrigiendo según avancen los meses de 2015. Además, ha dicho que no se puede hablar de deflación porque el consumo y la inversión siguen al alza.

En cuanto al PIB, ha recordado que la economía lleva ya prácticamente seis trimestres en positivo, puesto que en la última parte del año el PIB mantendrá un crecimiento similar al del tercero (0,5% en tasa intertrimestral). Según Guindos , se han sentado las bases para un crecimiento nuevo y los riesgos que existen ahora no tienen que ver tanto con los desequilibrios macroeconómicos como con el entorno exterior y con el contexto político.

De hecho, ha recordado que todos los organismos plantean un crecimiento diferencial para España durante los próximos dos años, con creación de empleo y superávit en la balanza de pagos. Además, hay algunos factores positivos no contemplados en las previsiones, como la depreciación del euro, la caída del precio del crudo o las medidas de inyección de liquidez del Banco Central Europeo (BCE).

Según Guindos , las dos sorpresas positivas de este año han sido la fortaleza de la demanda doméstica y el flujo de crédito positivo en el caso de familias, pymes e incluso hipotecas para la compra de vivienda. Además, las exportaciones se siguen manteniendo bien y explican el cambio del comportamiento del sector exterior, que ha permitido una ganancia de competitividad más estable en el tiempo.

Nueva ley el viernes

Igualmente, ha confiado en que se mantengan los buenos resultados del mercado laboral, gracias al aumento de la flexibilidad que ha proporcionado la reforma del mercado de trabajo y la mayor sensibilidad de las variables laborales al crecimiento.

De cara al futuro, Guindos ha dicho que este viernes se aprobará la ley de resolución, el segundo pilar de la unión bancaria, que pretende romper el vínculo entre los riesgos del sector bancario y los riesgos macroeconómicos. Y dentro de dos semanas se aprobará la nueva ley de solvencia.

"Ese es el camino. Hemos visto lo que ha funcionado y lo que no", ha dicho, tras asegurar que, aunque existan incertidumbres, el futuro estará a finales de este año mucho más claro para la posteridad de la sociedad española.