Las Provincias

Bonet, presidente de Freixenet, dirigirá la Cámara de Comercio

José Luis Bonet recibe la felicitación de Ana Pastor
José Luis Bonet recibe la felicitación de Ana Pastor / EFE
  • La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, ocupará una de las vicepresidencias de la institución

El presidente de Freixenet, José Luis Bonet, ha sido elegido nuevo presidente de la Cámara oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de España, mientras que el responsable de la Cámara de Comercio de Cantabria, Modesto Piñeiro, ha sido designado vicepresidente.

También ocuparán ese cargo la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, y el responsable de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miguel Valls, mientras que el presidente de Barceló, Simón Pedro Barceló, será tesorero.

Bonet ha sido elegido presidente con un apoyo del 88,2 % de los miembros del pleno de la institución, según informa el Ministerio de Economía y Competitividad.

La votación de la candidatura encabezada por Bonet al Comité Ejecutivo, que tiene 32 miembros, ha obtenido un resultado de 67 votos a favor de un total de 76 votos emitidos, un voto nulo y 8 sufragios en blanco.

Los puestos del Comité de Ejecutivo de la institución no tienen remuneración, destaca Economía en un comunicado. La Cámara de Comercio de España, que sustituye al Consejo Superior de Cámaras, tiene como principal objetivo la dinamización del tejido empresarial español, contribuir al crecimiento y la creación de empleo.

La institución está tutelada por el Ministerio de Economía y Competitividad y tiene entre sus funciones ejercer la representación y coordinación de todas las Cámaras. Asimismo, desarrollará los planes de las cámaras sobre competitividad e internacionalización de la economía, impulsará la formación profesional dual en colaboración con las empresas y actuará en los ámbitos del emprendimiento o la mediación y el arbitraje.

Modesto Piñeiro ha agradecido, en nota de prensa, a Bonet su confianza para designarle vicepresidente tercero de la Cámara de Comercio de España, y también a todos los miembros del pleno de este organismo.

"Empieza una nueva época en la que hay que realizar los esfuerzos posibles a favor de los intereses generales de la economía y de todas las empresas, pero especialmente de las pymes, en un momento trascendental porque estamos saliendo de una profunda crisis y, precisamente por ello, es especialmente necesario que todas las instituciones y organismos aportemos lo mejor que tenemos en beneficio del desarrollo y progreso de España", ha afirmado Piñeiro.