Las Provincias

Los eurodiputados vuelven a dar luz verde a la declaración de intereses de Cañete

Miguel Arias Cañete
Miguel Arias Cañete / EFE
  • Tras el visto bueno de la comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo, las de Industria y de Medio Ambiente votarán si lo aprueban o no, probablemente el martes

Los eurodiputados de la comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo (PE) han dado luz verde a la declaración de intereses del comisario designado de Clima y Energía, el exministro español Miguel Arias Cañete, como ya hicieran con anterioridad a su audiencia de escrutinio.

La decisión, que ha obtenido el apoyo del Partido Popular Europeo (PPE) y parte de los socialdemócratas europeos (S&D) y los conservadores británicos (ECR), ha sido adoptada por mayoría de once votos a favor, cinco en contra y tres abstenciones.

"La comisión de Asuntos Jurídicos ha vuelto a dar su visto bueno a la declaración de intereses del comisario designado Miguel Arias Cañete", ha dicho a la prensa tras la votación el eurodiputado del PP Luis De Grandes. "Antes de la audiencia una diputada socialista pidió como cuestión previa volver a examinar su declaración de intereses porque decía que había factores nuevos. Lo cierto, sin embargo, es que no había ningún factor nuevo porque la declaración de intereses de Cañete que presentó como candidato a comisario no se ha alterado nunca", ha indicado el eurodiputado popular.

De Grandes ha apuntado que lo que ha habido es una "actualización de las declaraciones de intereses como eurodiputado" para introducir la venta de las acciones en dos petroleras. Con esa acción, ha señalado el eurodiputado popular, "Cañete quiso ser más diligente que nadie" pues, ha sostenido, "desde el punto de vista formal no tenía obligación de hacerlo".

La declaración de Cañete

En la declaración de Cañete se recoge la venta de las acciones que tenía en las petroleras Petrologis y Ducar, así como su cargo de presidente del Comité Electoral Nacional del PP durante los años 2008-2011, por el que "no cobraba un sueldo, cobraba gastos de representación", según dijo ante la Eurocámara. El ex ministro de Agricultura negó conflictos de interés porque ni su mujer ni su hijo tienen acciones o cargos en estas empresas, pero eludió dar explicaciones sobre su cuñado, pese a las reiteradas preguntas de los eurodiputados.

Cañete cuenta con el apoyo del presidente electo de la Comisión, Jean-Claude Juncker, al que le ha garantizado en varias ocasiones que su declaración de intereses se ajusta a la legalidad.

Una vez revisada de nuevo la declaración, las comisiones de Industria y de Medio Ambiente, las que examinaron a Cañete, votarán si lo aprueban o no, probablemente el martes. El PP europeo le apoya sin fisuras mientras que los Verdes e Izquierda Unitaria han anunciado ya su voto en contra. El resultado dependerá de lo que finalmente haga el grupo socialista europeo, que durante la audiencia fue muy duro contra el candidato español.

La suerte de Cañate podría acabar ligada, según explican fuentes parlamentarias, a la del comisario designado de Asuntos Económicos, el socialista francés Pierre Moscovici, cuya confirmación también ha quedado aplazada tras una audiencia en la que el PP europeo y los liberales le acusaron de falta de credibilidad a la hora de garantizar el cumplimiento de las reglas presupuestarias de la UE.

Moscovici, como venganza

Así, si los socialistas tumban a Cañete, el PP respondería suspendiendo a Moscovici. Las mismas fuentes sostienen que por ello lo más probable es que los dos acaben aprobando.

Los eurodiputados le han pedido al comisario francés más aclaraciones por escrito sobre cómo ejercerá su nuevo cargo. Lo mismo ocurre con la liberal checa Vera Jourova (Justicia); y el conservador húngaro Tibor Navracsics, comisario de Educación, Cultura y Ciudadanía. Por su parte, el británico Jonathan Hill (Servicios Financieros) debe repetir su audiencia ante la Eurocámara.

Pese a ello, Juncker conserva su confianza en todos los comisarios designados y de momento no tiene previsto hacer ningún cambio en su equipo, aunque se mantiene en contacto permanente con el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz. Las audiencias concluyen este martes y el jueves los presidentes de los grupos políticos se reunirán para decidir si piden oficialmente la retirada de algún comisario o algún cambio de cartera.