Las Provincias

Covaco tilda de arbitraria la política del Consell

Compradores en el centro de Valencia. :: JESÚS SIGNES
Compradores en el centro de Valencia. :: JESÚS SIGNES
  • La organización de comercios recuerda casos como los de Alboraya y Alfafar

La Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana (Covaco) tildó ayer de arbitraria la política del Consell respecto a los horarios comerciales y los permisos para que se abran los domingos y festivos de verano. «Toda esta arbitrariedad a la hora de resolver un problema que en todos los casos es el mismo está generando una confusión que no contribuye al desarrollo comercial de la Comunitat con las suficientes garantías jurídicas», señala la presidenta de Covaco, Encarna Sanchis.

La organización de comercios recuerda casos como los de Alboraya y Alfafar. En el caso de Port Saplaya, el Consell ha concedido el permiso para abrir los domingos a Alcampo a iniciativa propia y sin que el ayuntamiento comenzara proceso alguno. En 2013, el consistorio pidió el permiso para tener libertad horaria en toda su población mientras que este año la licencia del Consell ha recaído exclusivamente sobre un operador comercial. Fuentes tanto de Mercadona como de Consum confirmaron ayer a LAS PROVINCIAS que los supermercados que tienen en Alboraya tuvieron el año pasado el permiso de abrir los domingos (cuestión que no hicieron por encontrarse en el pueblo y no en zona de playa) pero que este año carecerán de la licencia.

El otro caso que recuerda Covaco es el de la licencia de Ikea en Alfafar, cuyos trámites inició el ayuntamiento, después desistió y, finalmente, se está a la espera de que la abogacía de la Generalitat tome una decisión.

Ante estas decisiones contrarias a las peticiones que históricamente ha defendido el pequeño comercio valenciano, Covaco solicitó una reunión con el conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, «para que aclare y ponga freno a la confusión que está generando la arbitrariedad con la que su departamento está resolviendo el problema de los horarios comerciales, según localidades o enseñas comerciales».

La petición de reunión urgente de Covaco se une a la de Cecoval, patronal autonómica del comercio en la Comunitat Valenciana, que el pasado viernes reclamó también un cita con Máximo Buch.