Williams pasará la próxima semana su prueba de fuego

J. C. VILLENA

valencia. El Valencia Basket viajará esta tarde a Atenas, donde disputará mañana el partido de la Jornada 23 de la Euroliga frente al Olympiacos, con la misma plantilla que disputó la Copa del Rey en Gran Canaria. Con respecto a los jugadores disponibles para Txus Vidorreta, Pleiss y Dubljevic siguen estando entre algodones. Al alemán se le ha dado descanso tras la disputa del torneo y el montenegrino será sometido a un nuevo tratamiento al regreso de Grecia, aunque ambos podrán disputar el partido si no existe ninguna complicación.

En Valencia se quedarán los cuatro lesionados. Latavious Williams, tal y como confirmó ayer esta redacción, comenzará la próxima semana a entrenar con el equipo en pista, después de haber realizado en los últimos días ejercicios de 5x0. Será su verdadera prueba de fuego, para conocer si su regreso definitivo se produce, como está previsto, en los primeros días de marzo. Esa es la horquilla que también se plantea con Van Rossom, que está acortando los plazos ya que soporta una carga de trabajo por encima de lo previsto a estas alturas de su recuperación. Por su parte, la intención con Vives también es tenerlo de vuelta en la primera quincena de marzo.

Fotos

Vídeos