Valencia Basket

Victoria y susto de Van Rossom

Pleiss lanza ante la oposición de Gudatis. / EFE/ROBERTO BREGANI
Pleiss lanza ante la oposición de Gudatis. / EFE/ROBERTO BREGANI

El Valencia Basket logra su primer triunfo fuera de España de la temporada | El belga, que estaba siendo el mejor taronja, se lesiona de nuevo en la espalda y la primera exploración indica una dolencia muscular

JUAN CARLOS VILLENADESLO.

Cuando Curtis Jerrels anotó tres triples seguidos para bajar una renta del Valencia Basket de once (74-85) a un punto (89-90) los fantasmas de la Fonteta sobrevolaron Desio. Vidorreta paró el encuentro para intentar salvar la papeleta con 41 segundos por disputarse. Sastre no acertó a darle el balón a Dubljevic, Jerrels se resbaló... y permitió al Valencia Basket arreglar la victoria desde el tiro libre y un rebote de Doornekamp. El karma se cumplió con Jerrels, que fue el verdugo en la primera vuelta y ayer regaló el último balón. Un susto.

La mejor noticia del encuentro fue la victoria taronja, la primera fuera de España de la temporada, y la peor el nuevo susto de Van Rossom. El belga, que estaba siendo el mejor de su equipo, volvió a caer en mala posición a un minuto para el final del tercer cuarto. Saltaron todas las alarmas en el banquillo y aunque el belga pudo marchase al vestuario por su propio pie sufre una lesión muscular en la espalda que hoy tendrá que evaluarse en Valencia.

89 Armani Milan

Cincarini (8), Goudelock (-), Micov (27), Kuzminskas (8), Tarczewski (5) -cinco titular- M'Baye (5), Theodore (-), Bertans (6), Jerrells (17) y Gudaitis (13)

93 Valencia Basket

Abalde (6), Rafa Martínez (8), Sastre (9), Thomas (2), Dubljevic (11) -cinco titular- Van Rossom (11), Sergi García (2), Pleiss (11), Green (18), San Emeterio (7) y Doornekamp (8)

PARCIALES:
23-17, 20-23 (43-40), 22-28 (65-68) y 24-25 (89-93)
ÁRBITROS:
Javor (ESL), Halliko (EST) y Dragojevic (MON). Sin eliminados
INCIDENCIAS:
partido correspondiente a la jornada 28 de la fase regular de la Euroliga disputado en el PalaBancoDesio de la localidad de Desio (Italia) ante 5.900 espectadores

En la hoja de ruta del viaje a Italia, más allá del resultado, estaba seguir sumando efectivos para la causa. Erick Green no había salido de una lesión pero no acababa de encontrar su sitio en la rotación. Ayer volvió a mostrar su mejor versión. Sus 18 puntos fueron fundamentales para la victoria final, que deja a los valencianos con un balance de 11-17 en la Euroliga. Sergi García también ganó en sensaciones y el que no pudo hacerlo fue Latavious, que no disputó minutos. «No jugó porque quería ganar. Le falta ritmo de entrenamientos y hasta que no lo tenga le va a costar entrar», sentenció Vidorreta en Gestiona Radio.

Erick Green dio el paso al frente que esperaba el entrenador y anotó 18 puntos decisivos

El alma ofensiva de los taronja esta temporada están siendo los triples. Es su gasolina. Cuando elevan el porcentaje el coche funciona sin problemas pero cuando comienzan un partido con la mano fría... la luz comienza a parpadear. El 1 de 7 en el primer cuarto desde lejos del arco definió a la perfección la entrada en el partido de los valencianos en el PalaBancoDesio. Lo mejor, de largo, es que el Armani no aprovechó ese momento para convertir el 20-11 inicial en un marcador que hubiera condicionado el encuentro. El conjunto de Vidorreta reaccionó con cuatro puntos seguidos, de Sergi García y Green, para volver equilibrar el partido y, de facto, el final del primer cuarto (23-17). La entrada de Van Rossom revolucionó el juego. Lo del belga es de traca. De la buena. Tras casi dos meses parado por una triple fractura vertebral ha vuelto con un nivel incluso superior al que tenía la maldita noche que cayó lesionado ante el Khimki. En ocho minutos anotó tres triples y dirigió al Valencia Basket a la remontada del encuentro. Su mejor escudero ofensivo fue Green, que con un triple culminó el paso al frente de los valencianos (36-37). El Armani reaccionó en los últimos tres minutos de la primera parte, donde los visitantes cometieron varios errores encadenados en defensa para voltear el electrónico al paso por vestuarios con un parcial de 7-3 (43-40).

Micov, que acabó con 27 puntos y 7 triples, hurgó en la herida al inicio del tercer cuarto (46-40) pero el Valencia Basket respondió con un parcial de 2-12 (48-52). El golpe casi definitivo, por los triples finales de Jerrels, llegó en los últimos compases del tercer cuarto y los primeros del último. Del 65-62 se pasó a un 74-85, un parcial de 9-23 que simbolizó una victoria coral y que sirve para ganar en confianza. Al campeón de la ACB se le respeta.

Fotos

Vídeos