Alfonso Reyes, presidente de la ABP

«Todo el vestuario del Valencia Basket apoya la huelga»

Alfonso Reyes atiende a los medios de comunicación tras convocar la huelga. / EFE/Rodrigo Jiménez
Alfonso Reyes atiende a los medios de comunicación tras convocar la huelga. / EFE/Rodrigo Jiménez

El dirigente del sindicato manda un mensaje a la Liga un día antes del paro: «Les seguiremos dando estopa cuando sea necesario»

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

Alfonso Reyes (Córdoba, 1971) afronta, posiblemente, la semana más complicada desde que fue elegido presidente de la ABP en marzo de 2014. A dos días para que comience la Copa del Rey, la huelga de jugadores sigue convocada a partir de mañana. Un órdago.

-¿Se va a disputar la Copa?

-Ojalá. Querrá decir que la ACB ha abierto los ojos, ha vuelto a tener altura de miras y hemos llegado a un acuerdo, pero la pelota sigue estando en el tejado de la patronal.

«No estamos subvencionados por la patronal, el Fondo Social lo generan los jugadores»

-¿No contemplan el escenario de que se dispute con los jugadores que decidan no hacer huelga?

-Sería muy difícil porque ahora mismo de los ocho equipos que van a la Copa, siete están absolutamente convencidos y hay uno en el que hay dudas, que es el Fuenlabrada.

-¿Por qué no se han manifestado públicamente a favor del paro más jugadores extranjeros?

-Esto fue una manifestación espontánea y aquí se manifiesta quien quiere. Cada uno que lo interprete como desee. No estaba preparado. Empezaron unos jugadores y continuaron otros. Quien lo interprete de alguna manera allá él. Lo único que sabemos es que la inmensa mayoría están con la ABP.

-¿Le consta que todo el vestuario del Valencia Basket apoya sin fisuras la huelga?

-Sí.

-Rotundo.

-Me has preguntado si me consta que todo el vestuario del Valencia Basket apoya la huelga y te repito que sí, que todo. He hablado con los jugadores. Los clubes saben perfectamente lo que tienen que hacer. Nosotros lo único que queremos es llegar a un acuerdo y tiene que salir de la ACB. Nosotros ya hemos puesto todo lo que teníamos que poner. No nos apetecía convocar una huelga pero no hemos tenido más remedio.

-Ustedes siguen con la huelga convocada y el club taronja ha adelantado su viaje.

-Al ser martes no se pueden negar a viajar y lo entiendo como una medida de presión. Por eso tiene mucho mérito estar todos tan unidos. Lo que se ha visto es que los jugadores de todos los equipos están unidos. El mensaje de los jugadores a través de Twitter fue muy claro, de unidad y de fortaleza. Esto se puede solucionar con una llamada y en cinco minutos. Hemos convocado una reunión mañana -por hoy- en la sede del CSD para intentar encontrar una solución.

-Se ha hablado mucho del Fondo Social estos días. ¿La reclamación de los jugadores es no perder un derecho adquirido en el convenio?

-No queremos perder los derechos que tanto nos han costado conseguir en los últimos treinta años. Esto no acaba sólo con el acuerdo en ese punto pero sería mucho más fácil y habríamos puesto los cimientos para una negociación más honesta, cooperativa y prime la temporada.

-Supongo que entienden que ese derecho adquirido, la financiación de un sindicato por su patronal, no es algo normal en un convenio.

-Nosotros no decimos que sea un derecho el Fondo Social, pero de todas formas la AFE (Asociación de Futbolistas Profesionales) tiene el mismo fondo social y con mucho más dinero. Es fruto de un acuerdo que se alcanzó hace muchos años. La ACB no puede sorprenderse. Los jugadores saben que sin ese fondo no hay asociación y por eso luchan.

-Pero no deja de ser un sindicato subvencionado por una patronal.

-No estamos subvencionados por la patronal. El Fondo Social emana y lo generan los jugadores. La ACB nos ha llevado a un callejón con una única salida que era la huelga.

-¿La ABP no podría sobrevivir como el resto de sindicatos, con cuotas de sus socios?

-No. Los jugadores quieren que la forma de recaudar ese dinero se recoja a través de un Fondo Social. Que esa pequeña porción de los recursos generados por los jugadores, que se destinan para su protección y defensa, sea de esta forma. No es una subvención de la ACB ni una limosna sino que es la recolectora del dinero que luego llega a la ABP.

-¿Entonces?

-No es una cuestión de dinero. La ACB ha estado dispuesta a pagar mucho más y si fuéramos una asociación dócil y sumisa pagarían mucho más también. Al final lo que no quieren, en sus propias palabras, es que les demos estopa. Les seguiremos dando estopa cuando sea necesario, cuando veamos que se inculca algún derecho de los jugadores.

-¿Se sienten enemigos de la ACB?

-No somos los enemigos de la ACB. El enemigo de la ACB está bien identificado y está fuera. Nosotros tenemos que ser los aliados, pero se han empeñado en crear conflicto y problemas con los jugadores. Ante eso tenemos que defendernos. Tenemos un límite y hemos dicho basta.

-¿Por qué no convocaron una huelga cuando los equipos, alguno de ellos muy importantes, acumulaban los impagos a los jugadores?

-Estamos viviendo el momento. Asumo las responsabilidades de la ABP sólo desde que soy presidente.

Más sobre el Valencia Basket

Fotos

Vídeos