El Valencia Basquet blinda a Van Rossom hasta 2020

Van Rossom posa en la Fonteta. / irene marsilla
Van Rossom posa en la Fonteta. / irene marsilla

El club amplía dos años el contrato del base, que tenía una opción de extensión hasta 2019, y pone freno al interés del Gran Canaria de Euroliga

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

El primer fichaje del Valencia Basket 2018-2019 es Sam Van Rossom. Merecido, teniendo en cuenta que el belga, campeón de la Liga Endesa 2017 con la camiseta taronja, dejó el club en verano tras no ser renovado para ser repescado el 5 de octubre tras la lesión de Diot en la Supercopa. Lo del belga es más que una renovación, es un fichaje, puesto que el acuerdo que ayer anunció la entidad valenciana hasta junio de 2020 supera el año de extensión que tenía firmado como opción en aquel contrato de octubre. La apuesta del club de Juan Roig por Van Rossom blinda al belga, con subida de cláusula, para las dos próximas temporadas. Una jugada inteligente teniendo en cuenta que disputar la Eurocup significa tener el peligro de que tus mejores jugadores sean pescados durante el verano por equipos de Euroliga.

En el contrato original del base, una vez que el Valencia Basket hubiera activado la ampliación hasta 2019 el jugador tenía un plazo de tiempo para poder salirse de esa temporada extra, previo pago de su importe. La gran temporada de Van Rossom, teniendo en cuenta que venía de una lesión y que tuvo que recuperarse de otra en las vértebras durante el curso, había despertado el interés de, entre otros, el Gran Canaria. Un mal competidor este verano puesto que el equipo canario tiene el caramelo de la Euroliga para los fichajes que vaya a acometer. Desde ayer ya saben que Van Rossom tiene el cartel de 'se queda'.

El jugador está apurando sus vacaciones puesto que el 18 de junio se incorpora con Bélgica para disputar los partidos de las terceras ventas FIBA frente a Rusia y Bosnia y afrontará su sexta temporada consecutiva en el Valencia Basket, un registro que le coloca como uno de los cuatro jugadores extranjeros con más campañas seguidas en la historia de la entidad, empatando con Branson y Lishchuk. Tiene sólo por delante a Dubljevic, que arrancará su séptima temporada. Actualmente Van Rossom es el duodécimo jugador con más partidos jugados con la camiseta de Valencia Basket, con un total de 227 encuentros, y no escondió su alegría tras rubricar su nuevo contrato: «Después de todo lo que he pasado con las lesiones el equipo ha vuelto a darme la confianza. En el momento en el que me han ofrecido la renovación, no lo he dudado. Este es el club de mi vida. Si me hubieran dicho esto de pequeño, que iba a poder estar como extranjero durante tantos años, es algo que te hace mucha ilusión. Valencia Basket es mi segunda casa».

Con la renovación del belga, la entidad taronja tiene a ocho jugadores con contrato garantizado para la temporada 18-19 «y es algo muy importante, que siempre facilita un poco las cosas. Está bien para el club tener una cierta continuidad», reconoció el base, que ponderó la decisión de dar la oportunidad a Ponsarnau como primer entrenador. El Valencia Basket tiene que decidir aún en el puesto de base si renueva a Vives aunque para tomar esa decisión el informe médico de Diot, con contrato hasta 2019, será clave.

Más

Fotos

Vídeos